De aprobarse el proyecto de ley, las personas podrían ir a juicio a China continental

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

El proyecto de ley de extradición hizo que miles de habitantes de Hong Kong salieran nuevamente a las calles para protestar ante la posibilidad de que las personas de la isla pudieran ser juzgadas en la China continental.

Según información de Reuters, los opositores de esta normativa se tomaron una de las arterias más importantes de las cercanías de la jefatura de Gobierno, mientras que la policía antidisturbios del lugar intentaba obstruir el avance de estos pobladores.

A esta inconformidad también se sumaron importantes empresarios del país, que, además de prepararse para iniciar una huelga, manifestaron que si esta ley logra ponerse en firme, se afectaría la confianza inversionista que actualmente existe en Hong Kong.

Durante la jornada de ayer, se esperaba que se diera un segundo debate referente a dicho proyecto, el cual contaría con el visto bueno de la mayoría de los legisladores, teniendo en cuenta que, de los 70 escaños del Consejo Legislativo de Hong Kong, la mayoría de los integrantes hacen parte de la facción a favor de Pekín.

Pese a las protestas, la jefa de gobierno, Carrie Lam, señaló que el proyecto de ley se mantendría en firme. Para apaciguar los ánimos caldeados en la isla, Lam indicó que se estaba trabajando en la creación de nuevas enmiendas al proyecto, con lo que, entre otras, se garantizaría la protección de los derechos humanos, que es uno de los puntos que generan mayor preocupación.

Las manifestaciones son una réplica de lo acontecido el domingo, fecha en la que se calcula que un millón de personas salieron a protestar por la polémica medida que se quiere imponer en la isla.