Sondeos indican que ni Netanyahu ni Gantz tendrían mayoría para gobernar.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

Al cierre de las votaciones en Israel las encuestas a boca de urna arrojaron un empate técnico entre el primer ministro Benjamín Netanyahu y Beny Gantz, del partido opositor Alianza Kajol Laban (Azul y Blanco).

Hasta ayer se estimaba que el partido Likud de Netanyahu tendría entre 31 y 33 escaños, mientras que el de Gantz de 32 a 34. Si los sondeos se confirman, el partido del exministro de Defensa, Avigdor Lieberman, tendría entre ocho y diez escaños. Eso volvería a ocasionar las mismas dificultades para construir gobierno, ya que ni Netanyahu, ni Gantz tendrían la mayoría absoluta que son 61 escaños en ese país.

Israel cuenta con una Cámara que abarca 120 miembros. De acuerdo con el medio de comunicación Kan, por ahora, ninguno de los dos candidatos tiene suficiente apoyo para formar gobierno con sus socios tradicionales.

El bloque de partidos de derecha y religiosos lograría 56 escaños, mientras que el de centro izquierda se quedaría con 54.

Netanyahu ha hecho propaganda con anuncios como el acuerdo con Trump sobre un posible tratado de defensa.