.
GLOBOECONOMÍA

Riesgo de default de Venezuela llega a 63% y analistas creen que impago llevaría a una hiperinflación

miércoles, 10 de septiembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Según traders del mercado de los seguros contra impagos (CDS, su sigla en inglés), la probabilidad de que Venezuela no logre concretar un pago sobre sus títulos en los próximos cinco años subió el lunes hasta 63%. El costo de los CDS registró su mayor salto desde el colapso de Lehman Brothers en 2008 hasta 14,25 puntos, el más caro del mundo.

Datos de Bloomberg revelaron que los bonos del país cayeron 4,4% el lunes, llevando a los rendimientos a un máximo de seis meses.

Desde que Nicolás Maduro asumió en abril de 2013, los bonos han exhibido pérdidas de 10,7%, lo que se compara con una ganancia de 6,1% de los títulos de los emergentes en ese período. De acuerdo a datos de JPMorgan, durante los catorce años de Chávez en el poder los papeles anotaron un retorno de 677%, superando el avance de 387% de la deuda de los países en desarrollo.

“El mercado de bonos finalmente está comenzando a despertar” a la posibilidad de un default, aseguró David Rees, economista de Capital Economics, quien cree que esto podría materializarse este año.

Default sobre importaciones
Las fluctuaciones de hace dos días se produjeron luego de que el economista venezolano Ricardo Hausmann cuestionara en una entrevista con Bloomberg la decisión del gobierno de mantener el pago a los bonistas en desmedro de cumplir con sus cuentas domésticas.

En una columna publicada el viernes en Project Syndicate titulada “¿Debería Venezuela defaultear?”, Hausmann y su colega Miguel Ángel Santos detallaron que el país debe más de US$12.600 millones, monto que se divide en US$ 3.700 millones para las aerolíneas, US$3.500 millones para las farmacéuticas, más de US$3.000 millones para el sector automotor y US$2.400 millones para las internaciones de alimentos.

En la entrevista, el ex ministro de Planificación de Venezuela describió la situación como un “enorme default sobre la cadena de importaciones del país”.

“El hecho que la administración de Maduro ha decidido defaultear sobre 30 millones de venezolanos en vez de Wall Street no es una señal de su rectitud moral. Es una señal de su bancarrota moral”, escribieron Hausmann y Santos.

El director del Centro para el Desarrollo Internacional de Harvard afirmó que la determinación del Ejecutivo era “rara”, porque generalmente los gobiernos declaran su incapacidad de pagar “mucho antes”.

Hiperinflación
Por su parte, Capital Economics estima que la nación está al borde de una crisis en la balanza de pagos. En un informe publicado ayer, la firma explicó que, en un esfuerzo por revivir el crecimiento, las autoridades han optado por imprimir grandes cantidades de dinero para financiar el gasto. De hecho, en el último año la base monetaria se ha duplicado, lo que impulsará a la inflación desde su actual nivel cercano a 70% anual hasta 100% en 2015.

“En un escenario donde los precios del petróleo caen por debajo de US$ 100 el barril y se mantienen ahí, como creemos posible, se aceleraría una crisis”, escribió Rees y acotó que una mayor escasez de bienes y una enorme monetización podrían provocar una hiperinflación. “En este escenario, un default sobre la deuda de divisa extranjera sería altamente probable”, escribió Rees.

Aunque posee una de las mayores reservas de petróleo del mundo, la producción está en declive.

Deuda manejable
En tanto, Barclays descartó un inminente default. En una nota, el banco expresó que “el servicio de la deuda aún es manejable, y la posición del gobierno es seguir pagando la deuda”, visión compartida por Goldman Sachs y Credit Suisse.

Francisco Rodríguez, economista de Bank of America, sostuvo en un reporte que “Venezuela tiene ingresos foráneos más que suficientes para asegurar un adecuado suministro de importaciones y para cumplir con sus obligaciones extranjeras”.

El país recibe US$70.000 millones al año por los envíos de crudo y la deuda total es 25% de ese monto.

Rodríguez explicó que la escasez no se debe a la necesidad de pagar su deuda, sino a las enormes distorsiones en los precios relativos. “Resolver estas distorsiones, en vez de defaultear, es la clave para restaurar la salud macroeconómica”, aseveró.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

EE.UU. 11/07/2024 Biden dice que sus aliados recortarán la inversión en China por el respaldo de Rusia

Biden reiteró que China no estaba suministrando armas directamente a las fuerzas del presidente ruso Vladimir Putin, pero no se beneficiarán

Hacienda 12/07/2024 Bonos, acciones y emergentes reaccionan a la expectativa de recorte con dato del IPC

El IPC básico de EE.UU. para junio subió 0,1% con respecto a mayo, el menor avance desde agosto de 2021, una evidencia de que la inflación ha reanudado su tendencia a la baja

Reino Unido 12/07/2024 Unilever planea recortes de un tercio de los empleos en oficinas ubicadas en Europa

Hace parte de un programa de productividad anunciado en marzo por el director ejecutivo, Hein Schumacher, que incluyó hasta 7.500 despidos