La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

El líder del Partido Popular (PP) finalmente logró la designación presidencial en el Parlamento tras una histórica abstención del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) el sábado, lo que permitirá a España tener un Gobierno totalmente en funciones luego de dos elecciones no concluyentes e infructuosas conversaciones para formar una coalición de Gobierno.

Sin embargo, la designación de Rajoy no fue suficiente para despejar la preocupación de los inversores acerca de la capacidad de España de implementar reformas y superar un acuciante déficit.

El bono referencial del país a 10 años vio caer levemente su rendimiento, en línea con la mayoría de los títulos soberanos de la zona euro el lunes, mientras que el índice bursátil IBEX se veía arrastrado por una apertura en baja en las principales bolsas europeas.

Rajoy, que tendrá un Gobierno de minoría que representa el mandato más débil de la historia moderna de España, está trabajando para formar un nuevo Gabinete, que debe forjar el respaldo interpartidario suficiente para que se aprueben las reformas necesarias en un Parlamento hostil.

El equipo, que será anunciado el jueves, probablemente esté conformado por nuevas caras, aunque la mayoría provenientes del PP. Por el momento, no se han filtrado los nombres de los posibles integrantes del nuevo Gabinete.

Rajoy, de 61 años, gobernó con mayoría absoluta en su primer mandato, y con frecuencia se mostró despectivo hacia la oposición, por lo que ahora deberá convencer a los partidos opositores de que su voluntad de trabajar con ellos es genuina.

España padeció una severa recesión durante el primer Gobierno de Rajoy, cuando los bancos del país necesitaron US$45.000 millones de rescate europeo. No obstante, la economía española está en proceso de recuperación.