Neeleman y Pedrosa son los dos socios del consorcio Atlantic Gateway que tiene una participación de 45%, el Gobierno tiene 50%

Reuters

El Gobierno de Portugal y los accionistas de TAP están a punto de cerrar un acuerdo que daría al Estado el control en la atribulada aerolínea local, evitando al mismo tiempo una completa nacionalización de la misma, dijeron dos fuentes con conocimiento de las negociaciones.

El Estado tiene actualmente una participación de 50% en TAP.

Una de las fuentes dijo que las negociaciones se habían acelerado en la madrugada del jueves, dando lugar a un borrador según el cual el empresario brasileño-estadounidense del sector aeronáutico David Neeleman saldría del accionariado de TAP, en el que sí permanecería el portugués Humberto Pedrosa.

Neeleman y Pedrosa son los dos socios del consorcio Atlantic Gateway que tiene una participación de 45% en la aerolínea y que hasta ahora se ha resistido a los planes del gobierno de conceder a TAP un préstamo de rescate de 1.200 millones de euros (US$1.350 millones) que implicaría un mayor control oficial.

Una segunda fuente dijo que el acuerdo está casi sellado y que sólo faltan algunos detalles, como el incremento exacto de la participación estatal y la participación final de Pedrosa.

El Ministerio de Infraestructura no quiso hacer comentarios.