La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El Papa Francisco creó un comité supervisor financiero para la Santa Sede y el Estado del Vaticano dentro de una nueva batería de reformas sobre la economía y las finanzas vaticanas, muy cuestionadas sobre todo por el papel de su banco, el Instituto para las Obras de Religión (IOR).

El pontífice argentino aprobó un “Motu Proprio” (documento papal) que da continuidad al aprobado por su predecesor, el papa Benedicto XVI, el 30 de diciembre de 2010 y que incluye medidas para la prevención y lucha contra el blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva.

Entre las medidas figura la constitución del Comité de Seguridad Financiera vaticano, que coordinará a las autoridades competentes de la Santa Sede y el Estado de la Ciudad y que estará presidido por el asesor para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado, Bryan Peter Wells. Formarán parte de ese comité, entre otros, el subsecretario para las Relaciones con los Estados, Antoine Camilleri; el secretario de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede, el español Lucio Ángel Vallejo , así como el director de la Autoridad de Información Financiera (AIF), René Bruelhart.