Las autoridades están movilizando completamente a la Guardia Nacional del estado e instando a los residentes a obedecer el toque de queda

The Wall Street Journal

Funcionarios de Minnesota dijeron el sábado que estaban desplegando recursos policiales adicionales para ayudar a mantener el orden en una ciudad que ha sido arrasada por la violencia luego de la muerte de George Floyd el lunes, y rogaron a los residentes de Minneapolis que obedecieran el toque de queda a las 8 pm.

El gobernador Tim Walz dijo que estaba movilizando completamente a la Guardia Nacional del estado después de una noche de disturbios y violencia, dejando abierta la posibilidad de solicitar tropas federales.

Las autoridades de defensa dijeron más tarde que el Ejército de los Estados Unidos puso a cientos de soldados estacionados en Fort Bragg, Carolina del Norte y Fort Drum, Nueva York, para estar listos para desplegarse dentro de cuatro horas en Minnesota y ayudar a calmar la violencia. Se dijo a otras dos unidades que estuvieran listas para desplegarse dentro de las 24 horas.

El Sr. Floyd, que es negro, murió el lunes después de un encuentro con la policía en Minneapolis en el que un oficial, Derek Chauvin, fue visto en video presionando su rodilla en el cuello del Sr. Floyd mientras el Sr. Floyd estaba pidiendo ayuda. El viernes, el Sr. Chauvin, que es blanco, fue acusado de asesinato y homicidio involuntario en tercer grado, después de días de llamadas de líderes de derechos civiles y otros para que el Sr. Chauvin fuera arrestado y procesado.

Los funcionarios estatales y los líderes religiosos de Minnesota instaron a las personas a quedarse en casa después del toque de queda de las 8 pm del sábado para que los oficiales puedan eliminar a los que causan el caos. Expresaron angustia por la destrucción de las queridas instituciones y empresas de la ciudad.

"Va a ser increíblemente peligroso", dijo Walz. Los agitadores "no usan uniformes, no juegan según las reglas y no comparten nuestros valores. Intencionalmente crearán caos ”.

Las protestas por la muerte del Sr. Floyd estallaron nuevamente en Minneapolis y ciudades de los Estados Unidos el viernes por la noche hasta el sábado, a veces tornándose violentas, cuando los manifestantes se enfrentaron con la policía.

En Atlanta, los manifestantes prendieron fuego a un automóvil policial y algunos destrozaron la sede de CNN. Georgia declaró el estado de emergencia para el condado de Fulton el sábado temprano, activando la Guardia Nacional del estado "para proteger a las personas y la propiedad en Atlanta", dijo su gobernador en Twitter .

En Nueva York, la policía arrestó a más de 200 personas , dijeron funcionarios de la ciudad, después de que los manifestantes incendiaron una camioneta de la policía y arrojaron objetos a los oficiales. En Oakland, California, un oficial de seguridad contratado para el Departamento de Seguridad Nacional fue asesinado y otro resultó herido después de que una persona dentro de un vehículo les disparó alrededor de las 9:45 pm del viernes por la noche, según el FBI.

Según el Departamento de Policía de Los Ángeles, más de 500 personas fueron arrestadas en Los Ángeles, donde los manifestantes del centro rompieron ventanas, saquearon tiendas y prendieron fuego a varios vehículos policiales. Seis oficiales resultaron heridos, ninguno de ellos de gravedad, durante enfrentamientos con manifestantes el viernes por la noche y el sábado por la mañana.

Las multitudes violentas invadieron Minneapolis y St. Paul, encendiendo incendios y disparando a los agentes de la ley, dijo la policía, en una escalada que llevó a los funcionarios estatales y municipales a solicitar más ayuda de la Guardia Nacional mientras se preparaban para un desastre aún mayor el sábado.

Los funcionarios de Minneapolis esperaban que los cargos, junto con un toque de queda a las 8 pm, pudieran moderar a las multitudes que saquearon e incendiaron la ciudad durante las últimas noches . En cambio, dijeron que rápidamente se dieron cuenta de que las multitudes del viernes por la noche abrumarían a la fuerza de policía civil de más de 2,500 que habían movilizado.

Walz dijo que lo que comenzó como reuniones pacíficas a principios de semana para expresar una indignación justificada por el asesinato de Floyd se había convertido en una destrucción fomentada por extremistas ideológicos empeñados en desestabilizar la ciudad y atacar a la sociedad civil.

"Anoche fue una burla de pretender que se trata de la muerte de George Floyd o de las desigualdades o traumas históricos para nuestras comunidades de color", dijo el gobernador. Dijo que la mayoría de los agitadores provenían de fuera del estado expresamente para causar daño y empañar el importante movimiento de justicia social de los manifestantes legítimos.

El fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, dijo el sábado que en algunas ciudades parecía que la violencia estaba siendo planeada y organizada por "extremistas anárquicos y de extrema izquierda, usando tácticas similares a las de Antifa", y que el Departamento de Justicia procesará a quienes cruzan las fronteras estatales para causar disturbios. . Barr prometió una investigación federal robusta sobre la muerte de Floyd.

La Guardia Nacional de Minnesota se movilizó el jueves y envió cientos de soldados a Minneapolis, St. Paul y las comunidades aledañas para ayudar a las fuerzas del orden locales. Las autoridades estatales solicitaron 1,000 tropas más la madrugada del sábado.

El mayor general Jon Jensen, el líder principal de la Guardia Nacional de Minnesota, dijo que esperaba que al menos 2,400 miembros de ese servicio se desplegaran el sábado, el despliegue más grande dentro del estado en su historia.

El comisionado de seguridad pública de Minnesota, John Harrington, quien habló en una conferencia de prensa el sábado por la mañana con el Sr. Walz y el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, dijo que multitudes de más de 2,000 personas estaban activas en las calles principales cerca del Tercer Recinto del Departamento de Policía de Minneapolis y una plaza comercial que ha sido el centro de las protestas por la muerte del señor Floyd. Multitudes de 1,000 personas se movieron por el centro, dijo, y otros marcharon por la Interestatal-35, la carretera norte-sur que atraviesa el corazón de la ciudad.

Walz calificó los números como asombrosos. "Simplemente hay más de ellos que nosotros", dijo. "Esta es la concentración más grande de aplicación de la ley en la historia de Minnesota y no es suficiente".

Los cargos contra Chauvin, de 44 años, fueron los más rápidos que la oficina del fiscal del condado haya presentado contra un oficial, dijo Michael Freeman, el fiscal del condado de Hennepin, que incluye a Minneapolis. El Sr. Chauvin fue despedido el martes después de que el video mostrara su trato con el Sr. Floyd y ahora está bajo custodia.

El Sr. Freeman dijo que su oficina todavía estaba investigando a los otros tres oficiales involucrados en el evento y que anticipó los cargos, pero consideró importante manejar primero el caso del Sr. Chauvin. “No soy insensible a lo que sucedió en las calles. Mi propia casa ha sido piqueteada regularmente ”, dijo.

El abogado del Sr. Chauvin, Tom Kelly, no respondió a las solicitudes de comentarios.

Las protestas por la muerte del Sr. Floyd se extendieron por todo el país en los últimos días, con manifestaciones en Los Ángeles, Nueva York, Denver y Chicago. El viernes por la noche, se produjeron manifestaciones en Minneapolis y otras ciudades de todo el país, incluidas Dallas, Las Vegas y Sacramento.

La Casa Blanca estuvo encerrada brevemente el viernes por la noche bajo las órdenes del Servicio Secreto debido a las protestas cercanas, dijo un funcionario de la Casa Blanca. El pedido se levantó antes de las 9 p. M.

El Sr. Trump intervino en la protesta frente a la Casa Blanca el sábado por la mañana en Twitter, elogió al Servicio Secreto y dijo que estaba "adentro, observó cada movimiento y no podría haberse sentido más seguro".

Más tarde, el presidente tuiteó que las personas fuera de la Casa Blanca eran manejadas profesionalmente y tenían poco que ver con la memoria de Floyd. Añadió: "¿Entiendo que esta noche es MAGA NOCHE EN LA CASA BLANCA?"

Cuando Trump salió de la Casa Blanca poco después del mediodía para viajar a Florida, dijo que no sabía si sus partidarios se reunirían en la Casa Blanca y rechazó la sugerencia de que la violencia racial podría agravarse aún más por tal evento. "Estas son personas que aman a nuestro país", dijo. "No tengo idea si van a estar aquí".

Trump agregó que sus partidarios "aman a los afroamericanos, aman a los negros".

También dijo que el ejército de los Estados Unidos estaba "listo, dispuesto y capaz" para ayudar a mantener el orden y acusó a los manifestantes de ser "personas radicales de izquierda".