.
GLOBOECONOMÍA

Messi y Piqué se estrenan como relojeros

lunes, 14 de diciembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Hace unos meses algunas de las estrellas del equipo de fútbol FC Barcelona, entre ellos Messi, Iniesta, Neymar, Piqué, Suárez, Dani Alves o Busquets, pudieron diseñar un reloj a su gusto. Lo hicieron en colaboración con los profesionales de la manufactura Maurice Lacroix basándose en el modelo Pontos S Extreme que la firma suiza tiene en su catálogo (gaja de aleación Powerlite natural o antracita, de 43 milímetros, y movimiento automático).

Los jugadores pudieron elegir entre distintos movimientos y en el plazo estético también tuvieron la opción de distintas esferas, cajas y correas, así como distintos colores de las piezas y si preferían el acabado mate o pulido. Además, se ha grabado en la caja la firma del jugador o un mensaje especial elegido por ellos.

De cada uno de los diseños se realizaron dos copias. Uno de los relojes se le entregó al jugador que lo había personalizado, y el otro entró a formar parte de la colección Unique Player’s Watch, que antes de llegar a Barcelona ha sido expuesta en Zurich, Berlín, Hong Kong, Bruselas, Dubai y Ciudad de México.

Todas las piezas de esta colección, se van a poder ver hasta el 7 de enero en joyería Rabat   

                                         

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Venezuela 22/05/2024 Oposición venezolana apela al retorno de migrantes en inusual campaña presidencial

La oposición participará en una contienda presidencial por primera vez en una década, tras no estar en el campo electoral en 2018

Ucrania 20/05/2024 Volodimir Zelensky presiona a aliados a incrementar ayuda y participación en guerra

Las preocupaciones del mandatario giran en torno a la defensa de una frontera de 1.000 kilómetros en frentes este, sur y noreste

México 24/05/2024 México podría obtener una bolsa de recaudo millonaria por impuesto mínimo global

La aplicación de un impuesto mínimo global, que se acordó en 15%, es algo que aún deberá ser aprobado en México por el Congreso