El apoyo fiscal ha sido un elemento clave para contener la crisis económica de la región, junto con el estímulo monetario

Bloomberg

Los líderes de la Unión Europea deben evaluar si el fondo de recuperación de 750.000 millones de euros (US$878.000 millones) de la región podría convertirse en una herramienta permanente, según la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.

"Esta herramienta del plan de recuperación es una respuesta a una situación extraordinaria", dijo en una entrevista con el periódico francés Le Monde publicada el lunes en el sitio web del BCE. “Deberíamos discutir la posibilidad de que permanezca en la caja de herramientas europea para que pueda utilizar nuevamente si surgen circunstancias similares”.

“Espero que también haya un debate sobre una herramienta presupuestaria común para la zona del euro, y que se verá enriquecida por nuestra experiencia actual”, agregó.

Si bien el BCE ha pedido durante mucho tiempo un presupuesto común para la zona del euro, las observaciones de Lagarde parecen ir más allá de su reconocimiento anterior de que el fondo de recuperación es “puntual”, algo que recalcó el mes pasado en el Parlamento Europeo.

Eso fue en respuesta a una pregunta de un legislador holandés que le preguntó si creía que el fondo debería ser permanente, a lo que Holanda se opone firmemente. El BCE había dicho anteriormente que la herramienta podría “implicar lecciones” para Europa.

El apoyo fiscal ha sido un elemento clave para contener la crisis económica de la región, junto con el estímulo monetario. Con los responsables de la política monetaria cada vez más preocupados de que el deterioro de la situación sanitaria podría suponer un lastre adicional para la economía, Lagarde prometió que el BCE todavía tiene opciones de política disponibles si es necesario.

"Las opciones de nuestra caja de herramientas no se han agotado", dijo. “Si hay que hacer más, haremos más”.