RIPE:

El universo de tarjetas de crédito y débito en este país suramericano es de un total de 3,4 millones de plásticos, bajo frente a la región

Diario 5 días - Asunción

En un encuentro virtual, el presidente de MasterCard señaló que del total de los instrumentos activos de pago electrónico solo un 10% ha logrado incorporar el sistema denominado “contactless”, que es una tecnología inalámbrica que permite al usuario realizar el desembolso sin desprenderse de su tarjeta ni pasarla por una banda magnética.

“Necesitamos trabajar entre en la educación financiera; llegar tanto a los tarjetahabientes como a los comercios, y en ese sentido, las procesadoras de pago electrónico son actores claves. Con campañas que estimulen el uso de esta tecnología lo que estamos ayudando es a mejorar la seguridad en las operaciones”, destacó.

Sandoval añadió que este sistema permite que un usuario no tenga que entregar a otra persona su tarjeta, y se ha convertido además en un gran aliado de prevención en un año marcado por la crisis sanitaria global. Destacó que los principales procesadores como Bancard, Procard y Bepsa ya están haciendo esfuerzos para acelerar este proceso de migración hacia esta tecnología. No obstante, reconoció que lograr que el 100% de los plásticos sean “sin contacto” podría llevar hasta tres años.

De acuerdo al tamaño de población que tiene el Paraguay, para el directivo de la firma multinacional deberían estar operativas entre cinco a siete millones de tarjetas, razón por la cual, hay mucho espacio para seguir creciendo. Al ser consultado sobre qué acciones se pueden tomar desde el sector privado y de los propios reguladores para ayudar a que el Paraguay mejore su nivel de bancarización, respondió que además de las campañas de educación, también la estrategia de promociones que estimulen a los comercios al uso de la tecnología es clave.

En el Uruguay por ejemplo, fue el propio Gobierno el que a través de estímulos como la reducción en el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) ayudó a promover el uso del dinero electrónico y a mejorar sus niveles de penetración. Para Sandoval adaptar experiencias de este tipo son excelentes ejemplos harán que se reemplace el efectivo y por los pagos digitales, y de este modo, promover la formalización de la economía y tener una trazabilidad sobre el flujo del dinero.

También recordó que MasterCard está en un proceso para que sus tarjetas Maestro, pasen al sistema denominado MasterCard Débito, que permitirá a los usuarios a poder realizar todas las transacciones sean locales o internacionales, con el sistema de pre-pago, pago en línea y post-pago.

Datos del sistema

Según los datos de la Cámara Paraguaya de Medios de Pago (CPMP), en Paraguay existen unas 16 marcas de tarjetas aceptadas, un total de 33,27 comercios permiten los pagos electrónicos, hay 57.376 terminales POS y 1.463 ATM o Cajeros Electrónicos. El total de las tarjetas de débito en el país suma los 2,4 millones, en tanto que las de crédito, ascienden a un millón de plásticos.

En cuanto al comportamiento en el uso del dinero plástico, los datos señalan que en el crédito como en el débito 86% se utiliza estos instrumentos como forma de pago y 14% para el adelanto de efectivo. En las compras con tarjetas de débito los consumidores utilizan en mayor medida (62%) su tarjeta de débito cuando hacen sus compras del supermercado y en los pagos con crédito, la mayor utilización se observa a la hora de comprar bienes electrodomésticos y equipos de electrónica con 52%.

Lea el artículo aquí.