.
TECNOLOGÍA

La apuesta de Microsoft en el desarrollador ChatGPT marca una nueva era de IA

lunes, 16 de enero de 2023
RIPE:
DIARIO FINANCIERO

OpenAI ocupó los titulares mundiales el mes pasado con el lanzamiento de ChatGPT, un sistema de inteligencia artificial

Diario Financiero - Santiago

La inversión de US$ 10.000 millones que Microsoft está considerando en el equipo de investigación OpenAI, con sede en San Francisco, parece destinada a convertirse en el acuerdo definitivo para una nueva era de inteligencia artificial.

Si el gigante del software de EE.UU. tiene razón sobre las implicaciones de gran alcance de la tecnología, también podría desencadenar un realineamiento en el mundo de la IA a medida que otros grupos tecnológicos compiten por ocupar su lugar en el nuevo campo de la IA generativa.

OpenAI ocupó los titulares mundiales el mes pasado con el lanzamiento de ChatGPT, un sistema de inteligencia artificial que puede responder consultas y producir texto en un lenguaje natural.

Pero los ejecutivos de Microsoft creen que la tecnología detrás del servicio pronto tendrá un impacto más profundo en todo el mundo tecnológico.

“Estos modelos van a cambiar la forma en que las personas interactúan con las computadoras”, dijo Eric Boyd, jefe de plataformas de IA en Microsoft. Hablar con una computadora con la naturalidad de una persona revolucionará la experiencia cotidiana del uso de la tecnología, agregó.

“Entienden su intención de una manera que no ha sido posible antes y pueden traducir eso en acciones informáticas”, dijo Boyd en una entrevista con el Financial Times.

La inversión potencial de Microsoft, reportada por primera vez por el boletín Semafor la semana pasada y confirmada por dos personas familiarizadas con la situación, significa que tomará una participación minoritaria significativa que valuaría OpenAI, después de la inversión, en US$ 29.000 millones. Microsoft se negó a comentar.

La posible inversión histórica se produce cuando los capitalistas de riesgo se apresuran a respaldar la última tendencia de IA en un momento en que las modas de inversión anteriores, como blockchain y las criptomonedas, se han desvanecido.

Microsoft y sus vínculos con IA

Microsoft realizó su primera inversión de US$1000 millones en OpenAI en 2019, sellando un papel como plataforma tecnológica para los modelos de IA altamente exigentes de la empresa y otorgándole los primeros derechos para comercializar su tecnología.

El gigante del software ya ha utilizado la tecnología de OpenAI en varios de sus propios productos, como el GPT-3 que genera texto, el Dall - E 2 que es un sistema de generación de imágenes y Codex, un desarrollador de software que genera sugerencias sobre que líneas de código escribir a continuación. Sus ejecutivos dicen que esto solo rasca la superficie de lo que vendrá después.

La velocidad en que las herramientas de IA como esta están pasando de la investigación avanzada al producto cotidiano, puede no tener paralelo en la historia de la tecnología, según los expertos en IA. Codex se presentó en un trabajo de investigación de OpenAI solo a mediados de 2021, pero en un año Microsoft lo convirtió en un servicio de suscripción comercial.

“El verdadero poder de estos modelos es que tienen la capacidad de realizar tantas tareas diferentes al mismo tiempo”, dijo Boyd de Microsoft. Agregó que eso hace posible el llamado aprendizaje de "disparo cero": usar la IA para nuevas tareas sin necesidad de entrenarlas.

Nueva generación de IA

Google y otros gigantes tecnológicos, así como una serie de nuevas empresas, también han invertido recursos en la creación de modelos gigantes de IA. Pero desde que GPT3 sorprendió al mundo de la IA en 2020 con su capacidad para producir grandes bloques de texto bajo demanda, OpenAI ha marcado el ritmo con una sucesión de llamativas demostraciones públicas.

Los ejecutivos de Microsoft buscan utilizar la tecnología en una amplia gama de productos. Hablando en un evento de la compañía a fines del año pasado, el director ejecutivo Satya Nadella predijo que la IA generativa conduciría a "un mundo donde todos, sin importar su profesión" podrían obtener el apoyo de la tecnología "para todo lo que hacen".

La IA generativa se convertirá en una parte central de las aplicaciones de "productividad" como Office de Microsoft, dijo Oren Etzioni, asesor y miembro de la junta de A12, el instituto de investigación de IA creado por el cofundador de Microsoft, Paul Allen.

Todos los trabajadores eventualmente usarán un software de productividad que les presente información relevante, verifique su trabajo y ofrezca generar contenido automáticamente, comentó.

La potencial agitación que esto podría causar en el mundo del software no ha pasado desapercibida para los rivales de Microsoft, quienes ven la tecnología como una rara oportunidad para ingresar a los mercados dominados por Big Tech.

Emad Mostaque, jefe de Stability AI con sede en Londres, que causó sensación el año pasado con el lanzamiento de su sistema de generación de imágenes de código abierto, afirmó que su organización estaba construyendo un "asesino de PowerPoint", una herramienta de IA diseñada para crear mucho más fácil las presentaciones que la aplicación de Microsoft.

Eso hace que el movimiento sea tanto defensivo como ofensivo para Microsoft, ya que trata de proteger productos establecidos como Office al mismo tiempo que presenta un desafío más fuerte en mercados como la búsqueda en Internet.

Microsoft y su futuro tecnológico

Mientras tanto, con su inversión potencial en OpenAI, Microsoft también está tratando de usar su tecnología y poder financiero para posicionarse como la plataforma principal sobre la cual se construirá la próxima era de IA.

“La cantidad de poder de computación en la nube que OpenAI necesita está más allá de la capacidad de apoyo de una empresa emergente” o de un inversionista de capital de riesgo, dijo uno de los inversionistas de la compañía. Eso significaba que OpenAI no tenía más remedio que buscar el respaldo financiero de uno de los pocos gigantes tecnológicos, agregó esta persona.

Nadella afirmó recientemente que la ventaja que obtuvo al trabajar con OpenAI significó que los cálculos realizados por su supercomputadora de IA costaron solo alrededor de la mitad que sus mayores rivales.

Los mayores rivales de computación en la nube de Microsoft también han estado buscando alinearse con algunas de las empresas de IA generativa más prometedoras, aunque ninguna de las otras empresas emergentes en el campo ha producido modelos de IA con la escala o el alcance de OpenAI.

Una persona familiarizada con los planes de inversión de Microsoft admitió que es probable que su alianza con OpenAI sea objeto de un escrutinio minucioso, pero agregó que la inversión minoritaria no debería provocar ninguna intervención regulatoria.

Pero como los propietarios de las plataformas de computación en la nube necesitaban respaldar la próxima era de la IA generativa, parece inevitable que Big Tech tenga una voz importante en lo que viene a continuación.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Tecnología 25/01/2023 Ganancias de Microsoft superan estimaciones y revierte tendencia bajista de la Bolsa

La multinacional reportó para la segunda mitad del año casi US$34.000 millones, aunque fue cerca de 14% menos que un año atrás

Hacienda 25/01/2023 Inflación de los precios al productor comenzó a moderarse en enero en el Reino Unido

Los precios de los insumos aumentaron un 16,5% en diciembre, el nivel más bajo que anticipa nueva caída para enero de 2023

Gastronomía 25/01/2023 Las carnes falsas se comparan con las hamburguesas vegetarianas de la vieja escuela

Así es como las marcas más importantes se comparan con la carne de imitación.

MÁS GLOBOECONOMÍA