RIPE:
DIARIO FINANCIERO

La CCS dijo que las exportaciones de servicios de viajes cayeron 70% mientras que los envíos de servicios de telecomunicaciones subieron 10%

Diario Financiero - Santiago

No solo el comercio de bienes chilenos con el resto del mundo se ha resentido en medio de la pandemia. También lo ha hecho el intercambio de servicios.

Así lo revela un estudio realizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), a partir de cifras del Banco Central, que da cuenta que el comercio exterior de servicios -o sea, exportaciones más importaciones-, cayó un 24% en el primer semestre del año en relación al mismo período del ejercicio previo, totalizando US$ 9.000 millones.

Las exportaciones de servicios, que bordearon los US$ 3.300 millones, experimentaron una merma más pronunciada, en torno al 30%, mientras que las importaciones cedieron un 21%, totalizando más de US$ 5.700 millones.

Exportaciones de servicios

En el primer semestre, los servicios de transportes y los servicios empresariales lideraron en la oferta hacia el exterior, con un 34% y 33% de participación respectivamente.

"Dichos rubros de servicios experimentaron significativos retrocesos, lo que junto a la profunda contracción experimentada por el segmento viajes explicaron la fuerte caída en las exportaciones de servicios en la primera mitad del año", explicó la CCS.

La mayor caída se produjo en el segmento viajes (70%), seguido de los servicios de transportes (24%), los servicios personales, culturales y recreativos (14%), y los servicios empresariales (12%).

"La significativa caída de las exportaciones de servicios de viajes en el primer semestre es explicada principalmente por la nula actividad del sector turismo (viajes de turistas extranjeros al país), durante el segundo trimestre del año, producto de la llegada a Chile de la pandemia Covid-19", detalló el gremio del comercio.

Importaciones de servicios

Las importaciones de intangibles también experimentaron retrocesos relevantes en el primer semestre del presente año, según la CCS, en particular los viajes, con un desplome del 62%, y también los servicios personales, culturales y recreativos, que cayeron 28%.

"Solo el segmento telecomunicaciones, informática e información tuvo un desempeño positivo con un 15% de expansión, explicado por el avance en el uso de medios digitales en el contexto de restricciones a la movilidad", enfatizó la entidad.

Lea el artículo aquí.