La compañía ha anunciado hoy que la huelga que los pilotos de British Airways han llevado a cabo ha tenido un impacto financiero

Expansión - Madrid

IAG ha recortado en US$ 236 millones su previsión de beneficio operativo antes de extraordinarios para 2019, hasta los US$ 3.825 millones, debido al impacto de la huelga de pilotos de British Airways y a la evolución de las reservas en su negocio low cost, "principalmente Vueling y Level". Sus acciones son las más castigadas del Ibex hoy, con un recorte del 2,9%.

La compañía ha anunciado hoy que la huelga que los pilotos de British Airways han llevado a cabo este mes de septiembre ha tenido un impacto financiero neto de US$ 150 millones.

A esta cifra, el grupo añade otros US$ 36 millones por "incidencias adicionales que afectaron la operación de British Airways" entre ellas la amenaza de huelga por parte de los empleados del aeropuerto londinense de Heathrow.

Además, IAG prevé que las "recientes tendencias en las reservas de sus segmentos de bajo coste (principalmente Vueling y LEVEL)" tendrán un impacto "adverso" de US$ 49 millones.

El holding, propietario de Iberia, Vueling, Level, British Airways y Aer Lingus, también ha revisado su previsión de ingreso unitario de pasaje, que espera que sea "ligeramente inferior al registrado el año anterior", cuando inicialmente esperaba que se mantuviera constante.

En cuanto a la capacidad, medida en asientos-kilómetro ofertados (AKO), IAG espera que el crecimiento se sitúe en alrededor de un 2% en el cuarto trimestre, lo que supone un recorte de 1,2 puntos porcentuales respecto a la previsión anterior. En el conjunto del año, espera una mejora del 4%, frente al 5% previsto inicialmente.

Respecto al coste unitario excluido el combustible, la compañía no modifica su previsión y espera que mejore respecto al ejercicio anterior. Todas estas previsiones se realizan teniendo en cuenta los niveles actuales de precio de combustible y tipos de cambio,

Huelga

IAG ha informado hoy de que las "disrupciones en la operación de British Airways" por la huelga de pilotos en septiembre han provocado la cancelación de 4.521 vuelos durante un periodo de 7 días. Posteriormente, 2.196 vuelos fueron reestablecidos, por lo que las cancelaciones totales fueron de 2.325 vuelos.

La compañía ha añadido que introdujo políticas comerciales flexibles en 4.070 vuelos que no estaban directamente afectados por la huelga y que permitieron a sus clientes cambiar sus fechas de vuelo o recibir un reembolso.

IAG ha asegurado que "no han tenido lugar más conversaciones" entre British Airways y el sindicato de pilotos BALPA. y ha recordado que su oferta de un incremento salarial de un 11,5% en los tres próximos años continúa en vigor y ha sido aceptada por los otros sindicatos de la aerolínea, "que representan un 90% de los empleados de la compañía".

"En el caso de producirse nuevas huelgas, éstas tendrán un impacto adicional en el beneficio de las operaciones de IAG para el conjunto del ejercicio 2019", concluye el grupo.