• Agregue a sus temas de interés

Reuters

Esta obra, que entraría en operación a fines de 2016, aumentaría el ancho de banda en 64 terabits por segundo, respondiendo a las demandas de actualización tecnológica en América Latina, donde la cifra de 300 millones de usuarios crece de forma acelerada.

"Esta inversión forma parte de un esfuerzo conjunto para construir el tejido de Internet, preparando a nuestro país y a la región para el aumento de la demanda", dijo el Gobierno en un comunicado.

En el proyecto también participan la brasileña Algar Telecom, la estatal uruguaya Antel y el operador internacional Angola Cables.

La empresa TE Connectivity SubCom llevará adelante el proyecto, que unirá Boca Ratón en Florida con Santos y Fortaleza en Brasil mediante una cable de 10.556 kilómetros, precisó el comunicado.