RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Subsecretaria de Telecomunicaciones explicó que uno de los motivos para agregar contraprestaciones fue disminuir los riesgos de judicialización

Diario Financiero

La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel), en Chile, tomó la decisión de modificar las bases del concurso 5G, al término del análisis del proceso de consulta en septiembre. Estos ajustes se dieron a conocer a la industria este viernes en la noche, y tuvo como resultado la adición de contraprestaciones que consisten en la obligación de instalar internet rural en la banda de 700 MHz, tal y como Entel y Movistar realizaron cuando se adjudicaron espacio en ese espectro, durante el primer gobierno de Sebastián Piñera.

"Luego de recibir las consultas de las bases de los concursos públicos, se realizó un extenso análisis el cual nos llevó a tomar la decisión de incluir en el concurso de 700 MHz las denominadas contraprestaciones sociales. Esto, con el fin mantener el equilibrio competitivo y equiparar las condiciones de acceso a esta banda", señaló la subsecretaria Pamela Gidi.

Según explicó, es "necesario" incluir esta condición técnica para cualquier empresa que busque la adjudicación de la banda 700 MHz, pues de esta manera se busca cumplir los objetivos de, por un lado, disminuir los riesgos de judicialización del concurso, como también de avanzar en la conexión nacional.

"Estamos dispuestos a escuchar a la industria y no sólo pensar en que debemos cerrar la brecha digital (...) Siempre está el riesgo a que se judicialice el concurso, es difícil predecirlo, pero es un buen equilibrio porque satisface la conectividad de estas zonas postergadas, sobre todo ahora que estamos en pandemia. Es bueno aprovechar la oportunidad de poner esta obligación cuando se licita un bien de uso público", precisó Gidi.

En este sentido, fue justamente este tema el que hizo inclinar la balanza de Subtel a favor de las contraprestaciones, porque se trata de un método más expedito para lograr el objetivo de acortarlo, versus las otras fórmulas del gobierno, reconoció. Esto significa que la próxima empresa que compita por la macrobanda de baja frecuencia estará obligada a conectar 366 localidades a lo largo de Chile, todas con tecnología 4G de máxima velocidad y calidad, acotó Gidi.

La autoridad explicó que para definir las zonas rurales se basaron en el trabajo que se hizo con la mesa de conectividad de Compromiso País, liderada por Cecilia Morel. En esta instancia, se oficializó el proceso en las 346 comunas de Chile, con un foco especial en aquellas municipalidades que no habían sido beneficiadas en los concursos de 700 MHz y 2.600 MHz.

"Trabajamos con intendentes, seremis, municipalidades y parlamentarios para levantar las necesidades de cada comuna y más del 90% de los alcaldes participaron dando a conocer sus necesidades de conectividad. Eso nos dio un escenario mejor para definir dónde poner las contraprestaciones", indicó la autoridad.

Lea la nota completa aquí.