RIPE:
EL ECONOMISTA

La entidad subrayó la necesidad de una mayor cooperación multilateral para garantizar suministros una vez que se desarrolle una vacuna

El Economista - Ciudad de México

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la crisis del coronavirus está “lejos de terminar” y subrayó la necesidad de una mayor cooperación multilateral para garantizar suministros adecuados una vez que se desarrolle una vacuna contra la enfermedad.

En un ensayo publicado en la revista Foreign Policy, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y la economista en jefe, Gita Gopinath, dijeron que la recuperación económica de la crisis fue el resultado de la rápida implementación y escala sin precedentes del apoyo gubernamental y de los bancos centrales, pero señalaron que se necesitarían más esfuerzos.

“La recuperación sigue siendo muy frágil y desigual entre regiones y sectores. Para asegurarnos que la recuperación continúe, es esencial que el apoyo no se retire prematuramente”, escribieron las economistas en el ensayo.

Las empresas, incluso las que sean solventes, van a necesitar un apoyo continuo para prevenir la destrucción de millones de empleos. Para las directivas del FMI esto puede significar que los gobiernos tomen parte de los activos de las empresas, o que les den subvenciones a cambio de un aumento impositivo posterior.

Advirtieron que los gobiernos deben ser cautos en la manera en que distribuyen recursos que son escasos y dijeron que habrá empresas que inevitablemente quebrarán, en especial en industrias como el turismo.

A la principal conclusión a la que llegan es que “pese a que el mundo ha aprendido a vivir con el virus, una recuperación plena es improbable si no hay una solución médica permanente”.

Al menos 128 vacunas están en desarrollo y 37 llegaron a ensayos en humanos escribieron, pronosticando 90% de posibilidades de desarrollar un producto exitoso. Pero se necesita la cooperación mundial para asegurar una producción oportuna, suministros adecuados para todos los países y una distribución equitativa.

El covid-19 ha dejado casi 900,000 muertos en todo el mundo, y el FMI estima que el costo total de la crisis alcanzará los 12 billones de dólares para fines del 2021 y que es probable que los países de bajos ingresos necesiten un apoyo continuo.

Lea la nota completa aquí.