RIPE:

El Presidente tendrá un encuentro este sábado por videollamada para coordinar cuestiones relativas a la logística para el traslado de las dosis. Los primeros en recibirla serán trabajadores de la Salud y Fuerzas de Seguridad

El Cronista

El presidente Alberto Fernández se reunirá mañana con los gobernadores para definirlos detalles del operativo de vacunación contra el coronavirus, tras la llegada de las primeras dosis de las vacunas Sputnik V.

El encuentro será mediante videoconferencia y servirá para coordinar las cuestiones relativas a la logística para el traslado de las dosis y también en lo que hace a la aplicación de las mismas en trabajadores esenciales de la Salud y las Fuerzas de Seguridad.

"Empezamos a vacunar cuando el mundo central empieza a vacunar a los habitantes del mundo central. Eso me da una enorme tranquilidad, que los argentinos estemos en igualdad de condiciones que los países más desarrollados y avanzados del mudo, contando con una vacuna de excelente nivel médico, dicho por los científicos", había expresado el mandatario el pasado miércoles en vdeclaraciones radiales.

La llegada de 300 mil dosis provenientes de Rusia será el puntapié de la mayor campaña de vacunación de la historia argentina, para lo cual el Gobierno había sumado días atrás cerca de 10 mil estudiantes de Enfermería y Medicina como voluntarios para aplicarlas vacunas.

"Se inicia el proceso de vacunación, algo que genera mucha esperanza y expectativa", había subrayado el jefe de Gabinete, Santiago Caero, el pasado miércoles tras acercarse al Aeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini" para recibir el vuelo que trajo las primeras vacunas Sputnik V desde Moscú.

En tanto, el ministro de Salud, Ginés González García, había armado: "Vamos a ser uno de los primeros que vamos a terminar vacunando a gran parte de la población".

El Gobierno precisó que las vacunas se distribuirán de acuerdo a un cociente basado en cantidad de médicos y centros de salud habilitados, ya que "la prioridad de esta partida es el personalsanitario".

El cargamento de vacunas fue transportado a un depósito en Avellaneda, donde fue resguardado a una temperatura de 18 grados bajo cero: las primeras dosis tendrán un plazo de entrega de 12 horas para el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) y de 24 horas a capitales y ciudades importantes del resto del país, bajo custodia de Fuerzas de Seguridad.

Las primeras vacunas serán aplicadas a personal de salud y efectivos policiales, mientras que con la llegada de los nuevos lotes en enero se continuaría con los mayores de 70 años, primero, y con los mayores de 60, después.