martes, 20 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Best Buy Co Inc reportó el martes su primera ganancia trimestral en un año debido a que la cadena de electrónica de consumo más grande del mundo mantuvo un fuerte control sobre los costos.

Las ganancias y las ventas superaron las estimaciones de los analistas y las acciones de Best Buy subían un 15,7% a US$35,55 en las operaciones previas a la apertura del mercado.
 
Bajo la dirección del presidente ejecutivo Hubert Joly, que tomó las riendas de la empresa este otoño boreal, el minorista eliminó capas de la gerencia, recortó puestos de trabajo, cerró algunas tiendas con un bajo rendimiento y decidió despojarse de activos no esenciales, como su participación en la empresa conjunta europea con Carphone Warehouse Group para reducir costos.
 
La compañía también está igualando los precios en línea de sus rivales, dedicando más espacio dentro de las tiendas a productos de rápido crecimiento como teléfonos avanzados y tabletas. También ha invertido en el entrenamiento de empleados, renovación de sus tiendas y de su sitio web.
 
Wall Street aclamó la decisión de Best Buy de permitir a vendedores como Samsung Electronics y Microsoft Corp  dirigir sus propias boutiques dentro de las tiendas del minorista, diciendo que ayudó a resolver cuestiones tales como el exceso de metros cuadrados, servicio de almacenamiento y las presiones de precios.
 
Las ganancias netas crecieron a US$266 millones, o US$0,77 por acción en el segundo trimestre que finalizó el 4 de agosto desde los US$12 millones, o US$0,4 por acción, un año antes.
 
Excluyendo ítems especiales, la compañía tuvo una utilidad de US$0,32por acción, en tanto los analistas, en promedio, esperaban US$0,12.
 
Las ventas cayeron un 0,4% a US$9.300 millones, pero superaron la estimación promedio de los analistas de US$9.130 millones, de acuerdo a Thomson Reuters I/B/E/S.
 
Las ventas en las tiendas abiertas durante al menos 14 meses cayeron un 0,6%, incluyendo un descenso de un 0,4 por ciento localmente. La compañía atribuyó menores ventas domesticas comparables  a las "interrupciones a corto plazo" incluyendo el lanzamiento de las boutiques de Samsung y Microsoft.