El ministro de Economía del Vaticano, el padre Juan Guerrero, dijo que los activos netos del en 2019 eran de US$4.700 millones,

Reuters

El Vaticano publicó el jueves las cifras financieras más detalladas de su historia y, en momentos en que está bajo el escrutinio de los fieles por los escándalos financieros, dijo que podría haber sido estafado en algunas de sus inversiones.

El ministro de Economía del Vaticano, el padre Juan Antonio Guerrero, dijo que el total de los activos netos del Vaticano en 2019 era de alrededor de US$4.700 millones, en lo que se cree que es la primera vez que se entrega una cifra de este tipo.

Guerrero habló en una entrevista con los medios de comunicación del Vaticano por la publicación de un estado financiero consolidado de 12 páginas de la Santa Sede, la administración central de la Iglesia Católica Romana.

El reporte no incluye los departamentos del Vaticano que supervisan el gobierno de la Iglesia mundial de 1.300 millones de miembros, sus operaciones de medios y sus embajadas en el extranjero.

No incluye al banco del Vaticano y a los museos del Vaticano, que son grandes fuentes de dinero.

La cifra de US$4.700 millones, que Guerrero dio de pasada en la entrevista sin ofrecer detalles, es integral, mientras que la declaración consolidada detalla sólo las cuentas de la Santa Sede.

El Vaticano se ha visto envuelto en un escándalo relacionado con la compra por parte de su Secretaría de Estado de un edificio de lujo en Londres a través de intermediarios a los que ha acusado de ser inescrupulosos.

Una de las figuras clave involucradas en el acuerdo de Londres, el cardenal italiano Angelo Becciu, fue despedido por el Papa Francisco la semana pasada acusado de malversación y nepotismo.

"Es posible que en algunos casos, la Santa Sede, además de estar mal aconsejada, haya sido estafada", dijo Guerrero.