El PIB chino fue 16% en la economía mundial el año pasado, mientras que en 2001 este mercado representaba 5,5% del total global

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció como una pandemia global la enfermedad causada por el nuevo coronavirus el 11 de marzo de 2020, los líderes alrededor del mundo empezaron a cuestionarse sobre cuál sería el impacto económico del virus en su país de origen, China, y la repercusión que tendría para el resto del mundo.

Debido a estas preocupaciones, se han conocido diferentes estudios que miden el impacto de la pandemia en las economías. Por ejemplo, según el estudio ‘Las cadenas de suministro en la próxima pandemia. Cómo evitar disrupciones en la cadena de suministro’ de EAE Business School, “45% de las cadenas de suministro no tienen un plan de contingencia para mitigar impactos como este”.

Esta falta de planificación para responder a coyunturas mundiales ubica a México, Brasil, España, Italia, Reino Unido, Rusia y Estados Unidos como los países del mundo en los que el covid-19 más ha impactado en las cadenas de suministro.

Sobre esto, Marcelo Leporati, autor del estudio y profesor de EAE, explicó que los choque en estas naciones son producto de distintas razones, como el mayor peso del sector terciario en sus economías, pero principalmente las medidas de cuarentena muy restrictivas de la actividad económica adoptadas por los gobiernos limitando casi toda la actividad del sector terciario y secundario.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos OcampoCoordinador de Economía de la Universidad Privada del Norte de Perú

    “La recuperación de la economía china en el segundo semestre de este año podría ayudar al aumento de las exportaciones de Perú, por ser nuestro principal socio comercial”.

A lo anterior se le suma EAE Business School destacó en la publicación que cualquier desplome que registre el PIB de Chino podría traducirse en un impacto fuerte en otros países, “ya que el país asiático representa casi la mitad de la producción global y un tercio de las exportaciones de muchos sectores”, reseñó la escuela de negocios internacional.

Para entender el impacto de la caída del PIB chino en la economía global, EAE Business School reseñó un histórico que refleja el protagonismo que ha ganado la economía del gigante asiático en el PIB global, ya que pasó de 5,5% en 2001 a 16% al cierre de 2019 (ver gráfico).

Para 2019, China representó 16% del PIB global, por lo que cualquier desaceleración de su economía impactará en una forma más importante al resto de países del mundo que anteriores eventos como el Sars en 2002, cuando la economía de ese país pesaba 6%.

El impacto también se debe a que “el país asiático engloba 35% de la producción mundial de electrodomésticos, del cual 33% se exporta; produce 46% de la producción mundial de productos electrónicos, del cual se exporta 27% y 54% de los textiles y la ropa, exportando 23%. Por ello, el impacto del covid-19 ha sido ‘alto’ en la cadena de suministros de estos sectores, tanto en China como en el resto de los países”, detalló EAE.

La preparación de las cadenas de suministro
Según el estudio de EAE Business School, para evitar choque como los registrados en las cadenas de suministro es necesario “mapear la cadena de suministro, con el fin de identificar a los agentes más débiles y más fuertes de la cadena; diversificar fuentes de abastecimiento, producción y distribución, tanto geográfica como cultural, política, demográfica, religiosa y tecnológica; crear planes de contingencia y de continuidad de negocio; y la responsabilidad social, porque las compañías deben ser conscientes de su función social”.