El encuentro, que normalmente se celebra cada mes de enero, ha atraído a líderes políticos como el presidente de Estados Unidos

Bloomberg

El Foro Económico Mundial dijo que el coronavirus lo ha obligado a retrasar su reunión de alto perfil de líderes empresariales y financieros globales en el centro turístico suizo de Davos hasta principios del próximo verano.

El encuentro, que normalmente se celebra cada mes de enero en la ciudad de esquí, ha atraído a líderes políticos como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la canciller alemana, Angela Merkel, así como un desfile de multimillonarios, ejecutivos y celebridades para debatir los desafíos globales.

La entrega más reciente atrajo a 3.000 participantes de 90 países, además de legiones de personal de apoyo y cientos de periodistas. Los hoteles cercanos albergan recepciones glamorosas para complementar los debates que se celebran en el centro de conferencias de la ciudad.

El evento del próximo año, titulado “El gran reinicio”, tenía como objetivo discutir cómo dar forma a la economía post-virus. A pesar de la urgencia de esa conversación, "el consejo de los expertos es que no podemos hacerlo de forma segura en enero", dijo el WEF en un comunicado el miércoles.

El fundador Klaus Schwab le dijo a Bloomberg Television a principios de este mes que, si bien la planificación del evento estaba en marcha, no estaba claro qué forma tomaría o cuándo sucedería.

El Foro ahora tiene la intención de celebrar una serie de “Diálogos de Davos” digitales en la semana del 25 de enero para permitir que los líderes mundiales compartan sus puntos de vista de forma virtual.

No es la primera vez que el WEF se aparta de Davos. Su reunión de 2002 se celebró en Nueva York para mostrar solidaridad tras los ataques terroristas del 11 de septiembre.

El evento ha atraído la oposición local en el pasado por la interrupción y el costo de vigilar la presencia de tantos delegados ricos y de alto perfil. Aún así, el aplazamiento será un golpe para la industria hotelera.

La falta de invitados debido a las prohibiciones de viajes internacionales sería "dolorosa", dijo Michael Straub, primer secretario de Davos, en un correo electrónico . Aún así, la ciudad comprende la decisión del Foro y espera organizarlo en enero de 2022 a más tardar, dijo.

El evento generó un estimado de 94 millones de francos (US$103 millones) en ingresos para Suiza en 2017, según un estudio de la Universidad de St. Gallen. Obtuvo 2 millones de francos en ingresos fiscales para la ciudad.