Ha habido muy poca actividad en el sector de las fusiones o las salidas a bolsa fuera de Estados Unidos, dijo Sergio Ermotti, el responsable ejecutivo de UBS Group AG

Reuters

Sergio Ermotti, el responsable ejecutivo de UBS Group AG, presentó un panorama sombrío a los inversores en una conferencia en Londres el miércoles y dijo que las condiciones en los primeros tres meses han sido de las más duras en años.

El banco de inversión tuvo "uno de los peores entornos del primer trimestre de los últimos tiempos", dijo Ermotti el miércoles. Ha habido muy poca actividad en el sector de las fusiones o las salidas a bolsa fuera de Estados Unidos, puntualizó. Los ingresos de la banca de inversión han disminuido alrededor de una tercera parte respecto a hace un año. El banco está recortando la contratación y algunos proyectos de TI a fin de compensar la debilidad de los mercados.

Los comentarios de Ermotti sugieren que el trimestre está evolucionando incluso peor de lo que el banco señaló la semana pasada, cuando dijo que los clientes se han mantenido cautelosos en los primeros meses de este año. UBS ha eliminado miles de empleos de banca de inversión en los diez últimos años conforme se reorientaba hacia la banca privada. Esa estrategia se ha convertido en un modelo para competidores como Credit Suisse Group AG, pero deja al banco expuesto a caídas de ingresos por correcciones del mercado o la disminución de la negociación de los clientes.

UBS caía un 1,7%  a las 9:54 a.m. en la negociación de Zúrich, el segundo peor rendimiento del índice Bloomberg Europe 500 Bank and Financial Services Index.

Los ingresos por gestión de riqueza global se han reducido un 9% respecto al año anterior, dijo Ermotti, y la diferencia se redujo a medida que avanzaba el trimestre. El capital nuevo neto debería ser positivo, y el banco quiere compensar la caída de los ingresos con una reducción del 5% en los costes, dijo.

Para el banco de inversión, el primer trimestre continúa la caída en los últimos meses del año pasado, cuando registró una pérdida de US$47 millones debido a que los clientes, especialmente en Asia, se mantuvieron al margen. Esto supuso un marcado contraste con el año anterior, cuando el banco de inversión era un valor destacado, que superaba las expectativas de los analistas durante la gestión del anterior responsable, Andrea Orcel.

En septiembre, Orcel aceptó una oferta para dirigir Banco Santander SA, aunque ésta se rescindió posteriormente por desacuerdos sobre la remuneración.

Ermotti está teniendo dificultades para persuadir a los inversores de que puede ampliar aún más la posición de UBS en banca europea. Las acciones perdieron el 32 por ciento de su valor el año pasado pese a los resultados financieros positivos.