La caída de los precios del crudo y los efectos económicos de la pandemia han bajado los ingresos del país en US$8.000 millones

Reuters

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció el martes un sistema de fijación de precios de los combustibles y un nuevo paquete de recortes de gasto público, que incluye la reducción de la jornada laboral, en un intento por aliviar una de las peores crisis de liquidez que enfrenta el país andino.

La caída de los precios del crudo y los efectos económicos de la pandemia han bajado los ingresos del país en US$8.000 millones, que se suman a otros US$4.000 millones de déficit fiscal que ya enfrentaba el Gobierno, lo que está presionando a la economía dolarizada del país.

En medio de los bajos precios del crudo, Ecuador decidió establecer una banda para fijar el costo de la gasolina extra, la de mayor consumo, y del diésel, un tema que le significó a Moreno duras protestas de indígenas y movimientos sociales en octubre pasado.

El modelo implica un margen de fluctuación de 5% en base al precio del petróleo y será revisada cada mes, pero si el precio rebasa ese porcentaje entonces se activaría algún tipo de compensación, según el Gobierno.

El presidente explicó por televisión que el sistema de bandas permite bajar el precio de la gasolina extra de US$1,85 a US$1,75 el galón y el diésel a US$1.

El ministro de Energía, René Ortiz, dijo más tarde a la prensa que los precios de los combustibles con la nueva fórmula "eliminaron totalmente cualquier tipo de subvención", lo que implicará un ahorro al Estado, sin dar mayores detalles.

El presidente anunció además que el nuevo recorte del gasto público serán en unos US$4.000 millones y apunta a una reducción de dos horas en la jornada laboral, lo que implicará bajar también el salario mensual de los funcionarios.

Además, se incluye gastos de capital y la renegociación de la deuda que había sido anunciada por el Gobierno, lo que ahorraría al país unos US$1.300 millones.

La deuda pública de Ecuador suma unos US$58.000 millones, que equivale a 53% del Producto Interno Bruto (PIB) a marzo, según datos del Ministerio de Economía y Finanzas.

"Lenín Moreno ejecuta un shock económico en Ecuador. Libre mercado y políticas neoliberales agresivas: reducción de salarios, despidos, eliminación de subsidios", dijo la organización indígena Conaie en su cuenta de Twitter.

El Gobierno ha anunciado otros recortes presupuestarios en los últimos meses.

Moreno dijo además que eliminará algunas instituciones públicas y cerrará varias embajadas y consulados, así como el retorno de decenas de diplomáticos al país.

La pandemia ha golpeado con fuerza a Ecuador que registra más de 34.000 contagios y unos 2.839 muertos por el coronavirus, pero también está presionando a buscar alternativas para obtener liquidez para el Gobierno y las empresas.

La pandemia ha dejado a unas 150.000 personas desempleadas, dijo previamente Moreno en su cuenta de Twitter.

El Gobierno recibió cerca de US$1.500 millones en las últimas semanas de los organismo multilaterales para enfrentar los efectos de la pandemia.