.
GLOBOECONOMÍA

Draghi del BCE mantiene el rumbo mientras calibra el impacto del Brexit

jueves, 21 de julio de 2016
Foto: Reuters
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La institución ha mantenido sin cambios los tipos de interés y de la facilidad de depósito de la eurozona y ha aplazado cualquier cambio en sus actuales políticas monetarias hasta "los próximos meses".

El sorprendente resultado a favor del Brexit en el referéndum británico del pasado 23 de junio ha generado la expectativa de nuevas medidas de estímulo por parte de los bancos centrales, pero el BCE, como ya hizo el Banco de Inglaterra la semana anterior, ha optado por mantener el rumbo sin cambios, a la espera de nueva información sobre el verdadero impacto económico de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

"No tenemos suficiente información para tomar decisiones", observó Draghi en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido hoy el Consejo de Gobierno del BCE en Fráncfort. Draghi emplazó a los próximos meses, cuándo el banco central ya cuente con la revisión trimestral de las previsiones de PIB e inflación en la eurozona, para poder abrir un debate informado sobre las medidas a tomar.

Reconoció, en todo caso, que el Brexit es un riesgo que contribuye a mantener un sesgo bajista en las expectativas de la eurozona, pero celebró la resistencia que han mantenido los mercados ante este shock, lo que achacó a la elevada liquidez provista por las políticas del banco central, que tachó de "altamente efectivas".

No obstante, y aunque señaló que no se han valorado nuevas medidas específicas a tomar, el presidente del BCE ha reiterado la disposición de la institución a actuar con todos los instrumentos a su alcance para lograr sus objetivos de devolver la inflación a una senda sostenible de crecimiento.

Para ello, mantendrá el programa de compra de activos (QE) hasta marzo de 2017 "o más allá, si fuera necesario", mientras que los tipos de interés se mantendrán "en los niveles actuales, o en niveles inferiores, durante un periodo prolongado que superará con creces el horizonte de nuestras compras netas de activos".

Draghi ha esquivado las preguntas sobre la posibilidad de un ajuste de las condiciones del QE, ante la escasez de bonos disponible, aludiendo a la flexibilidad que en anteriores ocasiones ha mostrado el BCE para superar cualquier obstáculo en su actuación.

Sí se ha referido a las dificultades recientes del sector bancario italiano y el debate sobre la conveniencia o no de sanearlo con dinero público, afirmando que en "condiciones extraordinarias" puede ser aconsejable el respaldo público al sector.

El presidente del BCE ha señalado que la banca europea está en una mejor situación de solvencia que hace unos años, pero advirtió de que la cuestión de los activos problemáticos puede dificultar la correcta transmisión de la política monetaria a la economía real, por lo que emplazó a buscar una solución que habría de llegar desde tres frentes: desde una supervisión coherente, la creación de un mercado funcional de préstamos no rentables y la acción de los gobiernos.

En este sentido, Draghi ha reiterado una vez más la necesidad de que los Gobiernos de la eurozona pongan en marcha reformas estructurales que respalden la labor del BCE y ayuden a crear unas condiciones económicas más sólidas en la región.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Venezuela 24/05/2024 Venezuela busca alcanzar 1,23 millones de bpd de petróleo para diciembre, ministro

En la actualidad, Venezuela cuenta con 25 taladros de perforación activa, que permitieron producción 924.000 bpd el último mes

Estados Unidos 26/05/2024 Estados Unidos podría levantar la prohibición de vender algunas armas a Arabia Saudita

Se espera que Arabia Saudita, uno de los principales compradores de armas estadounidenses, vea levantado el veto en las próximas semanas

Reino Unido 23/05/2024 Grandes accionistas de Anglo apoyan postura de la minera en el negocio con BHP

La mayoría de los accionistas dijeron que querrían que BHP aumentara aún más su oferta que está en US$49.000 millones