Costa Rica tenía contabilizadas hasta el domingo 7.596 personas infectadas del virus y 30 fallecidos ligados a la enfermedad

Reuters

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, anunció que iniciará negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a un paquete especial de ayuda financiera y poder enfrentar la crisis derivada de la pandemia a cambio de un programa de ajustes en su economía.

El acuerdo denominado Stand-By Arrangement (SBA) serviría para obtener recursos para paliar el creciente deterioro de las finanzas públicas, que podrían cerrar el 2020 con un déficit superior al 9,7% del Producto Interno Bruto, según Hacienda.

"La situación extrema que ha generado el covid-19 hace indispensable este acuerdo con el Fondo para mantener la estabilidad económica del país en los próximos años", dijo el mandatario el domingo en un mensaje a los ciudadanos.

Según reportes de prensa basados en fuentes del Banco Central, la ayuda a la nación centroamericana rondaría US$2.250 millones.

El gobernante dijo que aún es pronto para conocer cuáles serán los compromisos de Costa Rica, pero que incluirían medidas de reducción del gasto, aumento en los ingresos al Gobierno y mayor eficiencia de la gestión pública.

Costa Rica tenía contabilizadas hasta el domingo 7.596 personas infectadas del virus y 30 fallecidos ligados a la enfermedad.