jueves, 6 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

Todos los mercados financieros del viejo continente acogieron de manera positiva las declaraciones del Banco Central Europeo y registraron fuertes alzas en sus cotizaciones, así como reducciones en las primas de riesgo de España e Italia.

La decisión de Mario Draghí, presidente del Banco Central Europeo, de confirmar que la entidad retomará la compra de deuda soberana ilimitada fue un mensaje de calma para los inversionistas.

Las bolsas de Madrid y Milán se dispararon por encima del 4% depués de que Draghi anunciara que comprará deuda a corto plazo de países con problemas. Pero no lo hará gratis y para ello estableció como condición el que estos soliciten la actuación explícita del fondo de rescate y que se cumplan con los compromisos de cada economía. Esto, con la intención de que los países se mantengan en el mercado de deuda, algo que no ocurrió con otras economías rescatadas como Grecia o Irlanda.

De esta forma, Draghi cumplió con el guión que los mercados habían vaticinado y bajo el lema de “estricta condicionalidad” mandó un mensaje de tranquilidad contra el miedo del futuro del euro. “Existen temores de los inversionistas sobre la irreversibilidad del euro. Tendremos un mecanismo para evitar escenarios destructivos para la zona euro”, dijo Juan Camilo Rojas, analista internacional de Correval, quien consideró que este anuncio era un hecho: “el mensaje ha sido la confirmación de la medida como aporte de tranquilidad y demuestra el compromiso del BCE con la crisis, aunque no con el mercado. Es un punto positivo para que los mercados sean más racionales y no exijan medidas sin sentido”.

La institución adquirirá los bonos gubernamentales mediante deuda a uno y tres años; una medida que se explica porque el BCE busca que los mercados no se puedan aprovechar de la situación y compren bonos más baratos. “Con eso básicamente rompe la posibilidad de especulación y por la otra se cubre la espalda”, dijo Rojas.

“Lo que no quiere es que le pase como a la Reserva Federal que hasta ahora comienza a sacar los bonos que compró. Si compra deuda de largo plazo, tiene que mantener el precio, algo que no ocurre a corto plazo gracias a los vencimientos”, agregó.

Otro tema que el presidente del BCE abordó es el de la incertidumbre que existe en cuanto a los riesgos de inflación que se pueden establecer en la zona euro, algo que no ocurrirá ya que el nuevo plan de compra estará “totalmente esterilizado” gracias a que se retirará del mercado todo el capital destinado a la compra de bonos.

Las reacciones en España no tardaron en hacerse públicas y según fuentes presidenciales “el gobierno quiere saber qué condiciones implica acudir al fondo de rescate permanente y ver si le conviene a España y al euro”.

Por otra parte, no todos los sectores han tomado como positiva la noticia, como es el caso de el Bundesbank, cuyo presidente, Jens Weidmann cargó contra el anuncio del BCE, “está demasiado cerca de ser una financiación de Gobiernos”.

Ahora bien, frente a la pregunta de qué pasará a partir de ahora con la situación en Europa, los analistas no abogan por una solución fácil. Por ejemplo, para Masaaki Shirakawa, gobernador del Banco de Japón, “en una situación como esta, las acciones de los bancos centrales por sí solas no resolverán el problema, simplemente suponen un alivio temporal”.

En algo que sí coinciden los expertos es en la necesidad que hay, ahora sí, de resolver de manera definitiva los interrogantes sobre la creación del fondo permanente de rescate europeo y los mecanismos para la unión fiscal.

¿Puede el BCE comprar deuda ilimitada?

Una pregunta importante que surgió a partir del anuncio de Mario Draghi es si realmente la entidad europea puede asumir una compra ilimitada de deuda de los países con problemas. En este sentido, los analistas dicen que para el Banco Central Europeo es muy fácil hablar de compras ilimitadas ya que es la entidad emisora en Europa. Sin embargo, sí existen los límites, pues no puede imprimir dinero sin consideraciones. Si lo hiciera se encontraría con el problema de la devaluación de la moneda y el aumento de la inflación en toda la zona euro.

Las opiniones

Juan Camilo Rojas
Analista internacional de Correval
“El BCE busca que los mercados no se puedan aprovechar de la situación y compren bonos más baratos. Con eso básicamente rompe la posibilidad de más especulación”.

Masaaki Shirakawa
Gobernador del Banco de Japón

“En una situación como esta, las acciones de los bancos centrales por sí solas no resolverán el problema, simplemente suponen un alivio temporal”.