La Opep recortó previsiones de crecimiento de la demanda de petróleo por el impacto del Covid-19

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

La jornada del miércoles volvió a dejar al petróleo como un gran perdedor. Para el medio día la referencia de Reino Unido, Brent, retrocedía 2,74% a un precio de US$36,2 el barril, por su parte el petróleo de Texas, WTI, caída 3,02% a US$33,26 el barril. Esto se debe a la caía en la demanda mundial de petróleo a causa del Covid-19.

Según informó la agencia Reuters, en horas de la mañana la Opep recortó sus previsiones sobre el crecimiento de la demanda mundial de petróleo este año debido al brote de coronavirus y dijo que podría aplicar aún más ajustes bajistas en sus proyecciones.

"La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) espera que la demanda mundial de crudo suba apenas en 60.000 barriles por día (bpd) en 2020, una reducción de 920.000 bpd respecto a su estimación anterior, de acuerdo a su reporte mensual", dijo la agencia de noticias

La Opep informó su decisión a través de un comunicado en el que aseguró: "en vista de los hechos recientes, actualmente los riesgos bajistas superan a los indicadores positivos y sugieren que es posible aplicar más revisiones a la baja en las proyecciones de la demanda petrolera si la situación persiste".

La caída en los precios también responde a la decisión tomada por la estatal petrolera de Arabia Saudita, Saudi Aramco, cuyos directivos informaron que habían recibido una directiva del ministerio de energía del reino para aumentar su capacidad de producción a 13 millones de barriles por día, de 12 millones de barriles por día. Aunque Aramco no dijo cuándo tendría lugar el aumento de capacidad, sí sembró una presión en los precios que abrieron el mercado con caídas de 3,2% en el Brent y de 3,4% en el WTI.

El efecto en los mercados financieros vuelve a hacer el mismo del lunes, pero con una intensidad menor. Así, las principales bolsas del Europa y Asia cotizaban a la baja al igual que los índices Dow Jones, Nasdar y S&P 500 en Estados Unidos.

"Nuestra proyección central de un Brent promedio de US$60 por barril para este año se ha tornado menos probable. En nuestra última actualización de proyecciones económicas planteamos una recuperación cautelosa, dada la coyuntura de alta incertidumbre en la que está inmersa actualmente el mercado petrolero. Además del brote de coronavirus y su efecto negativo sobre el consumo de combustibles, otros elementos que contribuyen a esta incertidumbre son las dudas sobre la capacidad de la industria no convencional estadounidense de seguir incrementando su producción", aseguró el equipo de investigaciones económicas de Bancolombia.