.
TECNOLOGÍA

Broadcom eleva oferta hostil por Qualcomm a US$121.000 millones

lunes, 5 de febrero de 2018

Antes de que se informara la oferta de US$70 por acción de Broadcom en noviembre, las acciones de Qualcomm se cotizaban a menos de US$55.

Bloomberg

Broadcom Ltd. ha elevado su oferta por Qualcomm Inc. a alrededor de US$121.000 millones, en un intento de forzar la que sería la mayor transacción tecnológica de la historia.

La nueva oferta de US$82 por acción de Qualcomm será la definitiva de Broadcom, según una declaración emitida el lunes. La operación incluye US$60 en efectivo y el resto en acciones de Broadcom.

El directorio de Qualcomm anteriormente había rechazado la adquisición original de Broadcom por US$105.000 millones y desde entonces se atrincheró frente a la amenaza de una toma de control, en tanto el máximo ejecutivo Steve Mollenkopf dijo que la oferta no era digna de consideración.

El máximo responsable de Broadcom, Hock Tan, ahora presiona nuevamente a Mollenkopf y a su junta directiva, que hasta ahora se han negado a negociar. Al subir la oferta, también ha mejorado las perspectivas de sus candidatos al directorio de Qualcomm en la votación de los accionistas del mes próximo. Una victoria diluiría la actual oposición.

La oferta hostil de Broadcom por la compañía con sede en San Diego es la decisión más reciente y audaz de Tan en el contexto de una serie de transacciones que ha hecho de su compañía una de las mayores proveedoras de semiconductores del mundo. Quiere a Qualcomm por su moderna división de chips para teléfonos inteligentes, ejemplo de lo que llama una “franquicia” que continuará dominando.

Qualcomm ha rebatido esto diciendo que tiene un futuro mucho mejor como compañía independiente. Dijo que está a punto de ingresar a nuevos mercados como los de servidores, computadoras personales y autos, lo cual la pone en camino a convertirse en una compañía mucho más grande.

Se trata de un argumento que se ha visto afectado como consecuencia de los ataques a su negocio de licencias. Entes reguladores de todo el mundo multan o investigan a Qualcomm, lo que respalda una demanda de Apple Inc. por presunto abuso de posición dominante. Qualcomm ha dicho que espera obtener una victoria judicial con el tiempo.

El destino del negocio de licencias de Qualcomm es clave para su futuro. La compañía es la única del sector de chips cuyas ganancias proceden en su mayor parte del cobro de comisiones por patentes que cubren los elementos fundamentales de todos los sistemas telefónicos modernos. Esos ingresos alimentan una actividad de investigación y desarrollo líder en el sector, la cual, a su vez, contribuye a que la unidad de chips cree productos que dominan la industria de teléfonos inteligentes.

Los inversores tendrán que elegir si quieren aceptar el dinero de Broadcom ahora o sentarse a esperar una resolución judicial favorable y un crecimiento del nuevo mercado.

Antes de que se informara la oferta de US$70 por acción de Broadcom en noviembre, las acciones de Qualcomm se cotizaban a menos de US$55, en parte debido a la preocupación de que sus utilidades siguieran viéndose afectadas por el hecho de que clientes como Apple se negaran a pagar. Los inversores contactados por Bloomberg en el momento de la oferta inicial dijeron que necesitarían más de US$80 por acción para convencerse de apoyar a Broadcom.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Perú 13/06/2024 Nuevo megapuerto chino en Suramérica está generando inquietud en Estados Unidos

El proyecto está siendo desarrollado en la costa del Pacífico en Perú; además, se localizará a 50 millas de Lima y costará US3.500 millones

Hacienda 14/06/2024 Bogotá ocupa el tercer lugar en el ranking regional de ecosistemas para startups 2024

Cuatro ciudades brasileñas obtuvieron escaños en el top regional

Rusia 13/06/2024 Rusia dice que Occidente no escucha sus mensajes, en referencia a buques de guerra

Una fragata de la armada rusa y un submarino de propulsión nuclear llegaron al puerto de La Habana el miércoles, una escala que Estados Unidos y Cuba dijeron que no representaba ninguna amenaza