El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa, Melania Trump, ya entraron en aislamiento preventivo

Reuters

El S&P 500 cayó el viernes, en camino de romper una reciente racha de ganancias, luego de que el presidente Trump dijera que él y la primera dama dieron positivo por coronavirus.

El acontecimiento de la noche a la mañana sacudió a los inversores y se sumó a la incertidumbre política aproximadamente un mes antes de las elecciones. Por ahora, el impulso inicial de algunos inversores ha sido vender acciones, reducir el riesgo mientras se enfrentan a las implicaciones de la infección del presidente Trump.

A pesar de la presión, las acciones recuperaron algo de terreno para recuperarse de sus mínimos de sesión después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijera que el pronóstico de Trump cambió la dinámica de las conversaciones de ayuda con los republicanos. Agregó que cree que los legisladores eventualmente llegarán a un acuerdo. También emitió un comunicado pidiendo a las aerolíneas que posterguen las licencias y los despidos mientras el Congreso trabaja en un paquete de ayuda para la industria, lo que eleva las acciones de esas empresas.

El S&P 500 bajó recientemente un 0,7%, en camino de romper una racha ganadora de dos días. El Promedio Industrial Dow Jones redujo su pérdida a 89 puntos, dejando el índice de primera clase en 27728 y reduciendo una caída anterior de más de 400 puntos. El Nasdaq Composite sufrió mayores pérdidas en medio de un retroceso de las acciones tecnológicas, cayendo un 2%.

El índice de volatilidad Cboe, una medida de los cambios esperados en el S&P 500, subió casi un 4%.

Las preocupaciones de los inversores van desde cómo funcionará el gobierno si la condición del presidente Trump empeora y si otros altos funcionarios del gobierno están en riesgo, dijeron algunos analistas. También hay preocupaciones sobre si el desarrollo aumenta los riesgos de una elección impugnada o una demora, agregaron otros.

No mucho después de la apertura de los mercados, el jefe de gabinete Mark Meadows dijo a los periodistas que Trump mostraba síntomas leves y se mantenía de buen humor.

“Los mercados odian la incertidumbre”, dijo Lisa Erickson, directora del grupo de inversión tradicional de US Bank Wealth Management, quien predice aún más volatilidad para los mercados en la recta final de la temporada electoral.

Tom Lee, socio gerente de Fundstrat Global Advisors, calificó la liquidación del viernes como una reacción instintiva en una nota a los clientes.

Pero Lee dijo que podría haber un lado positivo: el hecho de que Trump se enferme repudia a los escépticos de las máscaras, los equipos de protección personal y el distanciamiento social. Eso podría ayudar a contener el reciente aumento de casos y podría impulsar el camino de los casos.

Los nuevos casos de coronavirus en los EE. UU. Superaron los 40.000 por tercer día consecutivo. El total de casos confirmados en los EE. UU. Aumentó a casi 7,28 millones, mientras que el número de muertos se acercó a 208.000, según datos compilados por Johns Hopkins. Esos desarrollos también han estado afectando a los mercados, dijeron analistas.

Los inversores también estaban analizando datos que mostraban que la creación de empleo se desaceleró el mes pasado. Los empleadores agregaron 661,000 puestos de trabajo en septiembre , por debajo de las expectativas de los economistas de alrededor de 800,000 y la primera vez desde abril cuando la contratación neta fue inferior a 1 millón.

Por un lado, los datos solidificaron la opinión de que la actividad económica continúa recuperándose, aunque a un ritmo más lento. Por otro lado, no incluye el exceso de despidos anunciados por empresas en los últimos días, incluidas Disney, American Airlines y Allstate, lo que podría afectar la creación de empleo para octubre.

Incluso con las pérdidas del viernes, los tres índices principales siguen en camino de terminar la semana al alza. El Dow y el S&P 500 han subido un 2% y un 1,7%, respectivamente, durante los últimos cinco días de negociación, en camino de su primera ganancia semanal en cinco semanas. El Nasdaq subió un 1,7%.

Las acciones tecnológicas fueron las más afectadas por la venta masiva del viernes, ya que los inversores se retiraron del sector más recalentado del mercado. Las acciones de Apple cayeron un 2,8%, Adobe cayeron un 3,6% y varios fabricantes de chips acumularon pérdidas por encima del 2%.

Las existencias de viajes recuperaron algo de terreno tras los comentarios de la Sra. Pelosi. Carnival recortó sus pérdidas al 0,7% en las últimas operaciones. Los aviones de pasajeros Delta Air Lines y American Airlines Group subieron un 1% y un 0,8%, respectivamente.

La firma de inversiones Invesco, mientras tanto, subió un 5,2% después de que The Wall Street Journal informara que el activista accionista Trian Fund Management ha tomado grandes apuestas en él y en Janus Henderson Group y planea agitar para hacer negocios destinados a construir un rival para los mayores administradores de activos en el mundo.

Los inversores buscaron seguridad en algunas de las vetas tradicionales del mercado. Las acciones de servicios públicos aumentaron un 0,7% en las operaciones recientes, mientras que las acciones de bienes raíces aumentaron un 1%. Los rendimientos de los bonos también subieron, reduciendo una caída de principios de la sesión. El rendimiento de la nota del Tesoro de Estados Unidos a 10 años estuvo recientemente en 0,702% después de establecerse en 0,677% el jueves.

En el último mes de la campaña de 2020, Trump deberá cancelar los eventos en persona, lo que podría incluir el próximo debate con el demócrata Joe Biden programado para el 15 de octubre. La edad del presidente de 74 años lo pone en mayor riesgo de contraer el virus.

“Simplemente crea una gama más amplia de resultados o cambia las probabilidades de la elección”, dijo Hani Redha, gerente de cartera de PineBridge Investments. "Inyecta mucha incertidumbre sobre cómo se desarrolla".

El Sr. Biden, quien ha tenido una ventaja en las encuestas hasta ahora, podría beneficiarse de continuar la campaña mientras Trump está al margen ”, dijo Redha. "Si esto pone a Trump fuera de acción, pero no a Biden, entonces esas probabilidades solo continuarán moviéndose en esa dirección".

En el extranjero, el Stoxx Europe 600 subió un 0,2%.

Los índices de referencia bursátiles en Tokio, Australia y Singapur cayeron entre un 0,7% y un 1,4%. Los mercados de Shanghai, Hong Kong y Corea del Sur estaban cerrados por vacaciones.

Las acciones de viajes estuvieron entre las mayores caídas del viernes, una señal de que los inversionistas esperaban que esas compañías luchasen aún más en medio de signos de un resurgimiento del coronavirus. Norwegian Cruise Line Holdings cayó un 3,5%, mientras que Carnival bajó un 3,4%. Los aviones de pasajeros como Delta Air Lines y Southwest Airlines retrocedieron alrededor del 3%.

Las acciones de energía también cayeron junto con una caída en los precios del petróleo crudo.

Algunas de las acciones más influyentes del mercado en función del tamaño también tuvieron problemas. Las acciones de Apple cayeron un 2,3%, mientras que las de Amazon.com cayeron un 1,5%.

La firma de inversión Invesco, mientras tanto, subió casi un 7% después de que The Wall Street Journal informara que el activista accionista Trian Fund Management ha tomado grandes apuestas en él y en Janus Henderson Group y planea agitar para hacer negocios destinados a construir un rival para los mayores administradores de activos en el mundo.

Los inversores buscaron seguridad en algunas de las vetas tradicionales del mercado. Las acciones de servicios públicos subieron un 0,7% en las operaciones recientes, mientras que los rendimientos de los bonos aumentaron, reduciendo una caída desde principios de la sesión. El rendimiento de la nota del Tesoro de Estados Unidos a 10 años estuvo recientemente en 0,690% después de establecerse en 0,677% el jueves.

Inmediatamente después de la noticia, el índice dólar subía y el yen anotó su mayor salto en más de un mes, al alcanzar 104,95 unidades por dólar. Contra una cesta de monedas rivales, el dólar ganaba 0,1% en el día, a 93,820 unidades. El euro, por su parte, cedía 0,3% ante la divisa estadounidense, a 1,17115 dólares.

Entre los activos de mayor seguridad, el rendimiento del bono a 10 años del Gobierno alemán bajaba 2 puntos básicos a -0,545%. El oro al contado subía 0,1% a US$1.906,26 la onza.

Por otro lado, en Argentina también se reportaron pérdidas este viernes, un día después de una serie de medidas económicas anunciadas por el Gobierno argentino para impulsar la actividad, aunque persisten las dudas sobre el futuro inmediato.

El peso mayorista de Argentina se depreciaba el viernes con el reinicio de la flotación administrada de precios desde el banco central (BCRA), para adecuar los niveles de acuerdo a las necesidades de la coyuntura y tratar de frenar la fuga de reservas.

Los mercados en general reaccionaron de manera adversa a las nuevas medidas anunciadas en la víspera por el Gobierno, apuntadas en su afán de poner un piso a la recesión económica y dar tranquilidad a los inversores, en momentos de la complejidad que aporta globalmente el covid-19.

La divisa del país sudamericano perdía un 0,91% en la rueda interbancaria al mínimo histórico de 76,94/76,95 unidades, luego del mediodía de Buenos Aires (1605 GMT), como fuentes de la autoridad monetaria adelantaron a Reuters el jueves por la noche.

"El éxito de las medidas dependerá de la capacidad del banco central de aprovechar el tiempo para sostener una tasa de devaluación más acelerada, al menos hasta poder contener las ventas de divisas", dijo el financiero Grupo SBS.

Esta decisión del BCRA se enmarca paralelamente con una baja de impuestos a las exportaciones de productos industriales, mineros y agropecuarios con el fin de fomentar los embarques y generar más divisas en medio de una prolongada crisis económica.

"Lo que le advertimos al mercado es que hasta ahora veníamos teniendo una devaluación constante, (ahora) le advertimos que no va a ser así, le vamos a dar cierta volatilidad al tipo de cambio", afirmó el presidente del BCRA, Miguel Pesce, en declaraciones radiales.

La turbulencia financiera local viene marcando la actividad de los últimos días, cuando la brecha entre el tipo de cambio oficial y el cotizado en la plaza informal se disparó a niveles superiores del 93% por esa desconfianza inversora.

El peso cotizado en el franja informal perdía un 1,34%, a 145/149 por dólar, también a un piso récord en una plaza con escasos negocios, dijeron operadores.

Los activos domésticos reaccionaban de manera adversa a los anuncios del Gobierno, con los bonos extrabursátiles perdiendo el 0,4% en promedio y el bursátil S&P Merval cayendo un 0,34% a 42.776,84 unidades.

El riesgo país medido por el banco JP.Morgan subía 16 unidades, a 1.355 puntos básicos.

Los mercados de América Latina, además, arrancaban el viernes con desvalorizaciones, luego de que se disparó la aversión global al riesgo por la noticia de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está contagiado con coronavirus, llevando a los inversores a refugiarse en activos más seguros.

Un sondeo de Reuters mostró que las monedas de América Latina continuarían agobiadas este trimestre por los persistentes temores sobre las finanzas públicas de Brasil y el vínculo cercano de México con la política de Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

La excepción al inicio de la sesión se daba en el real brasileño, que subía un 0,30%; aunque el índice de acciones Bovespa retrocedía un 0,58%.

El peso mexicano perdía un 0,14%. El peso chileno anotaba un retroceso de un 0,66%, y cotizaba en 792,20/792,50 unidades por dólar, en medio del avance global de la divisa estadounidense. En tanto, el índice IPSA de la Bolsa de Santiago perdía un 1,12%, a 3.594,68 puntos.

El peso colombiano perdía un 0,90% hasta 3.880 unidades por dólar, al tiempo que el índice referencial de la bolsa, el COLCAP, cedía un 0,24%. En Perú, la moneda bajaba un 0,36%.

A nivel mundial, por otro lado, la noticia del contagio de Trump impulsó el avance del dólar y del yen. El índice dólar subía un 0,092%, mientras que el euro caía un 0,27% a 1,1715 dólares.

El yen japonés se fortaleció un 0,16% frente al billete verde, a 105,35 unidades por dólar.

Los futuros del crudo Brent caían 1,53 dólares a 39,4 dólares el barril, mientras que los futuros del petróleo estadounidense bajaban 1,41 dólares a 37,31 dólares el barril.

El oro al contado borró sus ganancias iniciales y caía un 0,02% a 1.904,70 dólares la onza.