Si bien el ahorro a la vista cayó cerca de 17,2% entre febrero y marzo, la variación con abril mostró un crecimiento de 1,79%

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

La incertidumbre desatada por el covid-19 se ha visto reflejada en el movimiento de las finanzas de las personas en el país, pues las personas prefirieron ser precavidos, ahorrar y dejar en un segundo plano cosas como la solicitud de créditos.

Por ello, mientras que entre febrero y marzo los montos de ahorro a la vista cayeron 3,6%, durante marzo y abril se evidenció un ligero repunte de 1,79%, según datos de la Cooperativa Confiar.

Oswaldo León Gómez Castaño, Líder de la plataforma solidaria Confiar, resaltó que sus afiliados demuestran la comprensión total de la pedagogía: ahorrar con paciencia y gastar con parsimonia.

“Según nuestro análisis, los ahorros de los colombianos están migrando a productos de renta fija, por lo que las personas están buscando CDTs como un mecanismo de ahorro principal. Ahorro como tranquilidad”, dijo.

Asimismo, el Líder de la cooperativa afirmó que también se vio un crecimiento en el segmento Pymes, y explicó que seguramente estas contracciones fueron apoyo para sostener la liquidez necesaria durante el periodo que estuvieron cerradas, por el congelamiento de la economía, pues necesitaban cubrir los gastos básicos como la nómina.

Las tarjetas de crédito también se vieron afectadas por la coyuntura mundial, al registrar una reducción “atípica”, según la entidad, de 17,2% entre marzo y abril. “Esta variación refleja una disminución en el uso de las tarjetas de crédito, que ha sido mayor entre los independientes. En dicho grupo, la cartera por este producto se redujo a 20,5% durante el último mes”, explicó Confiar.

Gómez Castaño, también destacó que se vio una intención de los usuarios de buscar entidades diferentes, “ante ausencias y malestares generados por la banca tradicional”.

Además del protagonismo que están adquiriendo los canales electrónicos como la aplicación móvil, redes de recaudo, compras por internet, pues aunque muchos usuarios se habían negado a usarlos, los han adoptado y no se trata de usuarios online y offline, sino que está interactuando entre ambos espacios constantemente para poder hacer sus compras.