Aunque en las últimas semanas el peso se ha apreciado frente al dólar, las elecciones en Estados Unidos podrían presionar la tasa

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

La propagación del covid-19 en todo el mundo y el efecto económico que ha tenido tanto la pandemia como las medidas que adoptaron los gobiernos para disminuir el contagio, llevaron a un fortalecimiento global del dólar, pues fue uno de los activos al que los inversionistas recurrieron como refugio dada la coyuntura y que en el caso local ha subido $338,61 respecto al precio con el que inicio este año.

Desde que los países comenzaron a reabrir sus economías y a medida que se avanza en la fabricación de una vacuna contra el virus, la fortaleza del dólar se ha ido debilitando, pues el apetito por riesgo ha incrementado entre los inversionistas.

En el caso de Colombia, la tasa representativa del mercado (TRM) llegó a un máximo histórico de $4.153,91 en marzo. Frente a la TRM para hoy, que está en $3.615,75, la divisa norteamericana cayó $538,16.

Wilson Tovar, gerente de investigaciones económicas de Acciones & Valores, señaló que en este momento se está borrando el efecto de las dificultades que se generaron en marzo, es decir las de la crisis y los precios del petróleo por debajo de US$20.

“En el mercado hay una euforia derivada de las reaperturas económicas, que se percibe en una mayor demanda de petróleo. Si seguimos así, en el muy corto plazo podemos llegar a $3.550”, mencionó.

Según Bloomberg, el dólar tiende a debilitarse en esta fase del ciclo de crecimiento. Sin embargo, desde JPMorgan consideran que, para que haya un período de debilidad absoluta en el dólar, se necesitaría una recuperación económica global más fuerte y completa que la actual.

De hecho, estiman que para que el dólar se debilite a los niveles de principios de año, el crecimiento global debería ser alrededor de dos puntos porcentuales más alto en la perspectiva de crecimiento relativo entre Estados Unidos y el mundo.

LOS CONTRASTES

  • Wilson TovarGerente de investigaciones económicas de Acciones & Valores

    “En este momento hay una euforia en el mercado derivada de las aperturas de los sectores económicos en varios países, lo que también se percibe en una mayor demanda de petróleo”.

A pesar de la apreciación del peso, Gregorio Gandini, analista de Gandini Análisis, explicó que en los próximos meses podría haber una volatilidad importante en la tasa de cambio por, entre otros factores, un rebrote de covid-19.

“El mercado sigue leyendo las medidas de reactivación de sectores como algo positivo e ignora las señales de nuevos casos del virus, como las de algunos estados en Estados Unidos. Estos indicios podrían llevar a que se suspendan las reaperturas”, resaltó.

El analista considera que la tasa de cambio se estaría moviendo en un rango de $3.600 a $3.800, que es la que ha mantenido desde junio.

José Luis Mojica, analista de investigaciones económicas en Corficolombiana, explicó que adicional a los efectos que la pandemia podría tener en la tasa de cambio, un factor que generaría volatilidad son las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

“Trump ha perdido algo de impulso por el manejo errático de la pandemia, lo que ha impulsado a Biden. Un cambio en la política del país aumentaría aún más la incertidumbre”, expresó, a lo que agregó que estiman que el dólar estaría cercano a $3.750 para finales del año.

Según JPMorgan, un cambio de administración podría potencialmente afectar al dólar entre 2% y 3%, dependiendo de las políticas de Joe Biden.

Richard Falkenhall, estratega cambiario senior de SEB AB, le dijo a Bloomberg que el dólar se fortaleció en los 100 días hábiles siguientes en nueve de las últimas 10 elecciones (ver gráfico).

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, y entre Europa y Estados Unidos sumarían incertidumbre y también podrían fortalecer al dólar.

Dólar estaría cerca de $3.616 esta semana
Para los analistas consultados por LR, esta semana la divisa norteamericana se cotizará, en promedio, en $3.616. Andrés Herrera, gerente de portafolio de Colfondos, señaló que el estímulo monetario y fiscal sin precedentes que ha dado el Banco de la República, “junto con el hecho de que el nivel de mortalidad continúa bajo en aquellos lugares donde el número de casos está aumentando exponencialmente, pueden continuar elevando el optimismo en los mercados durante esta semana, con espacio para correcciones”. El mercado estará atento a los resultados de producción industrial de Estados Unidos y al PIB de China.