martes, 11 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

La historia de Interbolsa empieza a tener nuevos protagonistas. Mientras unos pelean por no perder su dinero, otros lo hacen por no ir a la cárcel.

Del lado de los clientes del Fondo Premium Capital se ubica el abogado Jaime Granados, y defendiendo a los representantes de Interbolsa, Rodrigo y Tomás Jaramillo, está Jaime Lombana.

El descalabro financiero de la comisionista más grande del país, que llevó a la reorganización del grupo empresarial, se convirtió en terreno para un nuevo combate entre estos pesos pesados del derecho. Puesto queno es la primera vez que Granados y Lombana se enfrentan en rounds jurídicos de alto impacto social. Ya lo han hecho en casos como el de Colmenares, el de la Superintendencia de Industria y Comercio por el producto Revertréx, entre otros. Sin embargo, comparten la defensa del ex presidente Uribe y su familia.

Los vuelve a poner cara a cara el caso Interbolsa, que ayer tomó un nuevo rumbo. Se conoció que existe la posibilidad de que el superintendente financiero, Gerardo Hernández Correa, se declare impedido en lo que tiene que ver con el Fondo Premium Capital, puesto que resulta que Nelson Amaya Correa, quien fue designado como asesor externo por el fondo, es su primo hermano.

De esta manera, se complica más el proceso de Interbolsa, ya que aunque el fondo no tiene vigilancia de la Superfinanciera, se sabe que este tenía un vínculo cercano con la comisionista hoy en liquidación, la cuál sí es vigilada.