Los inversionistas también están atentos al comportamiento que tenga la Reserva Federal y a la probable reducción de tasas

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

A la 1:00 p.m., el dólar alcanzó un precio promedio de $3.539,83, lo que representó un alza de $32,72 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que se ubicó para hoy en $3.507,11. La moneda estadounidense llegó a un nuevo máximo histórico.

La divisa abrió la jornada con un precio de $3.525, es decir que abrió por encima del que era el precio máximo hasta la fecha ($3.522) y su cierre fue de $3.519,20, que fue el mínimo de la jornada. El precio máximo que se registró en la plataforma Set-Fx fue de $3.549,70. El monto negociado durante la jornada fue de US$1.524,67 millones en 2.708 transacciones.

Un día después de que Wall Street registrara su peor caída desde 2011, el temor por la propagación del Covid-19 continuaba golpeando a las plazas bursátiles. Las bolsas europeas registraban caídas superiores a 3%, mientras que los futuros de los índices de Estados Unidos marcaban una jornada similar a la del jueves.

En el caso de las plazas de Asia, las bolsas de Tokio, Seúl y Shanghai registraron caídas de más de 3%. A medida que aumentan los casos fuera de China, sube la aversión al riesgo. Los mercados amanecieron con noticias como la puesta en cuarentena de 1.000 personas en Alemania, mientras que Suiza canceló el salón del automóvil de Ginebra.

"Es una semana desordenada", le dijo a Bloomberg Ned Rumpeltin, jefe europeo de estrategia cambiaria en Toronto-Dominion Bank. "La complacencia que había definido el comportamiento del mercado en las últimas semanas ha desaparecido, eso es seguro", añadió. Los cálculos de Reuters indicaban que el temor por alcance del virus hizo que las bolsas vayan en camino de registrar su peor semana desde la crisis financiera en 2008, tras sufrir una pérdida de valor de US$5 billones.

Sobre las 13:10, el WTI registraba una caída de 4,65% y llegaba a los US$44,90, mientras que el barril de referencia Brent se contraía 3,09% y llegaba a los US$50,57. De seguir esta tendencia, según el reporte de Reuters, el WTI se encaminaba a su mayor desplome semanal en más de cuatro años, luego de perder más de 14% solo esta semana. El Brent se ha desplomado casi 13% desde el lunes, yendo a su declive semanal más grande desde enero de 2016.

"Un crudo Brent por debajo de US$50 dólares será un escenario de pesadilla para la Opep y podría provocar una (...) respuesta de algún tipo por parte del grupo central", dijo Jeffrey Halley, analista de mercados de Oanda, según señaló Reuters. La agencia también reportó que varios miembros de la Opep se inclinan por aplicar recortes más profundos en la producción de crudo. En el caso de Arabia Saudita llegaría con la propuesta de realizar un recorte adicional de 1 millón de barriles de petróleo por día (bpd) para el segundo trimestre de 2020, más que la propuesta inicial de una disminución de 600.000 bpd. El recorte actual del cartel de países, incluyendo a Rusia, es de 1,7 millones de barriles por día. La reunión se tiene prevista para la próxima semana.

En el caso del oro, el activo refugio por excelencia, registraba una caída de 0,9% a US$1.627,96. No obstante, sumaría su tercera alza mensual por los temores generados por el brote, luego de subir casi 3% durante febrero. "Este virus se está volviendo mucho más grave (...) La gente está preocupada de que pueda haber una necesidad de más medidas de estímulo, lo que significa tasas (de interés) más bajas", dijo a Reuters John Sharma, economista del National Australia Bank. El yen, otro activo refugio, subió su mayor nivel de tres semanas y media.

Los inversionistas también están atentos al comportamiento que tenga la Reserva Federal, en una probable decisión de reducción de las tasas de interés en Estados Unidos para aliviar una posible desaceleración económica. Ahora, los analistas esperan que haya hasta tres recortes, en medio de predicciones como las del Bank of America que calculó que la economía global verá su año más débil desde la crisis financiera.