miércoles, 27 de febrero de 2013
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

A pesar de que según los analistas de bolsa, de manera general las empresas han realizado propuestas de distribución de utilidades con crecimientos en sus dividendos, hay algunos casos como Isagen y la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), cuyas propuestas decepcionaron en el mercado.

Estas compañías, para Catalina Ricaurte, analista de renta variable de Serfinco, tuvieron una caída pronunciada en su distribución de dividendo. “Al mirar la propuesta de estas compañías, Isagen ha reducido un 10% su dividendo, mientras que Bolsa de Valores, lo hizo en un 6,6%, datos que han decepcionado al mercado y reflejan que durante 2012 no tuvieron un buen año”.

Para el caso de la energética, Diego Usme, analista de renta variable de Ultrabursátiles, aseguró que es la acción más representativa en este aspecto. “Isagen es el caso que se tiene más presente, donde se puede pensar que las utilidades de la compañía no dieron para tanto. Para este año no se presentan buenos dividendos porque tuvo contracción en utilidad por las afectaciones en su infraestructura de generación de energía, además del problema con la temporada climática. Su layout no le da para incrementar el dividendo”.

Igualmente, Valeria Marconi, analista de acciones en Correval, atribuyó la decepción en sus dividendos a que se está preparando para un 2013 más difícil. “Extrañó el dividendo, pero se podría ver una justificación en que la compañía se está anticipando frente a un 2013 que va a ser muy complicado en general para las hidroeléctricas, donde una de las mas representativas es Isagen. Es por esto que el recorte en las utilidades se puede atribuir a una planeación para el futuro”.

Por su parte, en lo referente a Bolsa de Valores de Colombia, como afirmó Usme, “tuvo una contracción en la utilidad, menores utilidades operaciones en el último trimestre y una moderación de los ingresos por renta fija y acciones, por lo que todo eso golpea los márgenes y muestra que la segunda mitad del año pasado no fue tan buena”.

Aún así, a pesar de pueda haber dividendos que decepcionen, como explicó Germán Zúñiga, analista de acciones en Asesores en Valores, “el dividendo tiende a incrementarse o mantenerse igual, mientras que muy pocas veces el dividendo baja. Cuando eso ocurre es porque el dividendo no presenta utilidades”.

Con esto, al mirar el comparativo, hay otras compañías que presentaron un dividendo por debajo de las estimaciones de los analistas. Es el caso de la EEB, cuyo dividendo propuesto fue de $43,96, mientras que la estimación cifraba $52,30; Nutresa, que hizo público un retorno de $ 396, frente a los $507,24 que esperaba el mercado. Igualmente, Cementos Argos, emitió un proyecto de utilidades de $154, mientras que los analistas esperaban $174,20. Otro caso destacado es el de Suramericana, ya que el retorno que presentará ante la asamblea es de $339, mientras que el mercado descontaba una retribución a los accionistas de $569,80.

Sin embargo, estos casos no han supuesto la misma decepción como los anteriores, porque influyen otros aspectos externos. De acuerdo con Juan David Ballén, analista de renta fija de Alianza Valores, “hay que tener en cuenta que las diferencias entre los dividendos estimados y decretados se deben a cambios en las políticas de distribución de utilidades, un hecho que se implementa entonces para reinvertir en la compañía”, concluyó.

La opinión

Catalina Ricaurte
Analista de renta variable de Serfinco

“Los dividendos que presentó Isagen y BVC han sido los que más han decepcionado porque han sufrido una caída de 10% y 6,6% para este año”.