• Agregue a sus temas de interés

Ernesto Rodríguez - erodriguez@larepublica.com.co

La proliferación de captadoras ilegales en Colombia es un hecho, así lo dio conocer el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, en una rueda de prensa en la que sostuvo que la hoja de ruta para poderle hacer frente al problema es la prevención y la investigación.

Según el Ministro, el Gobierno tiene dos estrategias para reducir la captación ilegal, por un lado concientizar a los ciudadanos sobre el riesgo que corren al entregar dinero a empresas ficticias y segundo fortalecer las investigaciones, las cuales dijo son múltiples en este momento.

Ante la Superintendencia de Economía Solidaria se encuentran registradas aproximadamente 4.120 cooperativas, fondos de empleados y entidades de carácter mutual, con activos que ascienden a $24 billones. Pero si se realiza la suma de todos los sectores la cuenta llega a 6.000 establecimientos legales entre el sector financiero, crédito, ahorro, salud, educación, vigilancia, entre otros, explicó Darío Castillo Sandoval, presidente ejecutivo de la Confederación de cooperativas de Colombia (Confecoop).

Cárdenas informó que la Superfinanciera tiene investigadas a siete entidades que el año pasado captaron ilegalmente $88.000 millones a través de mecanismos como las pirámides. Todo esto se da luego de una reunión extraordinaria entre superintendentes y el Ministerio para ponerle fin a un problema que prendió las alarmas.

La cartera crediticia en Colombia asciende a $281,78 billones, de los cuales los préstamos hipotecarios son los de mayor participación. El problema es que de la cartera de libranza que llega a $24,41 billones podrían estar en riesgo $250.000 millones.

Por lo anterior el Gobierno hace un llamado para que antes de que la población entregue los ahorros, investigue si las empresas que ofrecen rentabilidades astronómicas son vigiladas por los entes de control. “Las únicas empresas autorizadas para recibir dinero son las que vigila la Superfinanciera y la Supersolidaria, el resto por lo general son ilegales”, agrego de manera enfática el ministro Cárdenas.

La opinión

Gerardo Hernández
Superintendente financiero

“Invito a la ciudadanía para que quien haya sido víctima de esta clase de negocios o tenga conocimiento sobre alguna actividad ilegal, denuncie“.