El gremio de los fondos de pensión indicó que espera que el FNA ofrezca a sus afiliados el retiro parcial de las cesantías

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

Ante la crisis que enfrenta la economía por el Covid-19, el Gobierno emitió un decreto en el cual faculta a las empresas a suspender por dos meses los aportes a pensión de sus empleados, aunque se debe seguir cotizando el equivalente a 3% del sueldo para cubrir el seguro previsional y gastos administrativos de Colpensiones y de las AFP.

La reacción inicial del gremio de los fondos privados de pensiones, Asofondos, fue celebrar que la medida sea voluntaria y no obligatoria, y en un comunicado, hicieron un llamado a que “las empresas que pueda pagar la cotización, efectivamente, lo hagan.  Invita también a aquellas empresas que se vean obligadas a suspender sus cotizaciones a que lo realicen en tanto se supere la contingencia actual”.

Otra de las medidas que tomó el Gobierno fue que ante la volatilidad de los mercados de valores y el riesgo de que algunos retiros programados se descapitalicen, el Gobierno decidió efectuar una conmutación obligatoria de retiros programados de un salario mínimo a Colpensiones, con lo que la administradora pública recibirá unos $5 billones de los fondos privados.

En su comunicado, el gremio explicó que se hubiese podido permitir a dichos retiros programados acceder al Fondo de Garantía de Pensión Mínima, que en la actualidad cuenta con unos $24 billones; pero que el dinero que va a ser transferido a Colpensiones no aumentará el pasivo de la entidad.

Finalmente, el gremio de los fondos de pensiones reiteró que sigue haciendo la devolución parcial de las cesantías para sus afiliados que hayan visto reducidos sus ingresos, pero agregó que espera que el Fondo Nacional del Ahorro también le dé pronto esa posibilidad a sus ahorradores.