El precio de la acción también ha registrado leves crecimientos, aunque importantes para el promedio acumulado del año

Expansión - Madrid

La firma de tarjetas de crédito American Express anunció este viernes un beneficio neto de US$5.066 millones durante los primeros nueves meses del año, un 3 % más que en el mismo periodo del año anterior, gracias sobre todo a un mayor gasto por parte de sus usuarios.

La compañía obtuvo en el tercer trimestre un beneficio neto de US$1.755 millones, un alza del 6% con respecto al mismo periodo de 2018.

Por acción, American Express ganó US$5,95 dólares hasta septiembre, frente a US$5,59 de hace un año, según informó en un comunicado.

La facturación de la empresa aumentó un 8% en términos interanuales, hasta los US$32.191 millones.

Trasladado a acciones, cada título obtuvo una ganancia de US$2,08 dólares, frente a los US$1,88 dólares hace un año.

Entre julio y septiembre, American Express ingresó US$10.989 millones, un alza del 8% gracias a un mayor gasto por parte de los usuarios de sus tarjetas y a un aumento de los intereses y las tasas vinculadas.

Al mismo tiempo, los gastos de la compañía crecieron un 9%, consecuencia en parte de un aumento de las recompensas que se dan a los usuarios de las tarjetas de crédito, una consecuencia del incremento del gasto.

"Las tendencias que hemos visto en el negocio este trimestre siguen siendo consistentes con una economía que continúa creciendo, aunque a un ritmo más modesto", señaló en la nota el presidente y consejero delegado, Steve Squeri.

Según American Express, en esos tres meses sumó 2,9 millones de nuevos portadores de sus tarjetas.

Aprovechando la presentación de resultados, la firma anunció este viernes el lanzamiento de una nueva tarjeta, dirigida específicamente a los propietarios de pequeños negocios.

Las cifras trimestrales superaron las expectativas de los analistas y las acciones de la empresa subían ligeramente en las operaciones electrónicas previas a la apertura de Wall Street.