.
FINANZAS

A los fondos de pensiones no les gusta que los obliguen a invertir en dólares

viernes, 3 de mayo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla

La diferencia entre obligar y sugerir no es clara en la propuesta de cambio de metodología de cálculo para la rentabilidad mínima de los fondos de pensiones. Si bien el bando del Gobierno dice que son sugerencias, la contraparte, representada por los fondos de pensiones (AFP) y analistas, aseguran que será un imposición de facto.

Dada esta situación, las AFP que siguen analizando la propuesta, no ven con buenos ojos que se les obligue a invertir en dólares como parte de una medida de control cambiario.

Las críticas vienen de todos lados. Una de ellas es la de la contralora Sandra Morelli, quien en carta enviada al Ministerio de Hacienda señala que “no pareciera ser legalmente viable utilizar los recursos de las pensiones o el poder regulatorio dado por el Legislativo para inducir cierto tipo de inversiones que favorezcan políticas del Gobierno Nacional y, como en este caso, para presionar la tasa de cambio”.

Y es que esta parece ser la razón de la propuesta. Pese a que el Ministerio se empeña en decir que el borrador de decreto sale en un momento en que el mercado de las administradoras de pensiones pasó de seis empresas a cuatro y que necesitan diversificarse, hay una contradicción en los propias declaraciones del ministro Mauricio Cárdenas.

Fue desde el pasado 12 de abril, en el marco del congreso de Asofondos, que el Ministro de Hacienda, dejó ver que se tenía planeada una modificación a la inversión de los fondos de pensiones. En esa ocasión, Cárdenas fue enfático en decir que a los fondos les faltaba invertir más en el exterior y que dadas las condiciones económicas actuales era el momento de que sus portafolios pasaran de cerca de 15% a 30% en activos en el extranjero.

Días después en la presentación del plan Pipe, el Ministro anunció que como parte de la política de control monetario, se buscaría generar una demanda de US$5.000 millones a través del incremento en los portafolios de las administradoras de fondos de pensiones y el Fonpet.

Así, la medida para los fondos de pensiones estaba enmarcada en un política para controlar la tasa de cambio y por eso se critica que ahora se haga ver como una movida para hacer más eficientes los fondos. Es más, luego de que se presentaran los borradores el 1 de mayo, el mercado reaccionó y el dólar subió $10.

Según la propuesta, lo que se pretende es cambiar la fórmula de cálculo de la rentabilidad mínima, la cual “será la que resulte de calcular el retorno mínimo, que se obtenga de combinaciones de clases de activos representativos de las inversiones de cada tipo de fondo de pensiones obligatorias”, explica el borrador del decreto en el Artículo 1.

Los peros no se hicieron esperar y las críticas se enfocan en tres aspectos: el primero, es si están incluidos todos los activos en los que se puede invertir o se reducen las posibilidades; el segundo, es cómo afectaría esto el patrimonio de las AFP, y el tercero es la incertidumbre sobre si la rentabilidad nueva mejorará o no los intereses anteriores.

Para el gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, Andrés Pardo, los índices que se usarán para calcular la rentabilidad mínima pueden dejar de lado el incentivo para invertir en algunos activos que se consideran más rentables, pero más riesgosos. “En el caso de la renta fija local, se seguiría el índice Coltes de la Bolsa de Valores de Colombia, que incluye los títulos de deuda del Gobierno, sin embargo quedan a la deriva los bonos corporativos que son más rentables”.

Asimismo, dice que también podría haber menor incentivo para invertir en los bonos de infraestructura que están por salir, según se dijo hace unos meses, al igual que en fondos de capital privado. De esta manera, cabe la pregunta de quiénes definirán qué índices seguir.

Otra de las preocupaciones se relaciona con la posibilidad de que si el fondo llega a invertir en el índice sugerido y le va bien, ganan los afiliados, pero si por el contrario lo hace afuera y pierde, será el fondo el que tendrá que sacar de su patrimonio para asegurar la rentabilidad mínima, fenómeno que no se había visto desde 2007.

Esta posibilidad no es tan descabellada pues con la nueva metodología lo que se garantiza es que si se sigue el rango propuesto por el Gobierno, alcanzará a pagar la rentabilidad mínima, pues matemáticamente dan las cifras, pero sino lo hace, el riesgo para la administradora es mucho mayor, razón por al cual sería una especie de imposición de facto.

Finalmente, hay incertidumbre sobre si este nuevo cálculo será por encima o por debajo del actual, la respuesta no puede darse pues de aprobarse el decreto los fondos estarían siguiendo un ‘benchmark’ ligado al mercado por lo que estaría sujeto a las volatilidades.

Las opiniones:

Andrés Pardo
Gte. de investigaciones económicas Corficolombiana

“Aunque se quiera ver como una forma para que los fondos tengan más diversificado su portafolio detrás hay una medida de control cambiario”.

Felipe Campos
Director de estudios económicos de Aianza Valores

“Considero que la política que se propone es positiva pues se está poniendo a competir a los fondos en rentabilidades con el mercado”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE FINANZAS

Bolsas 19/02/2024 Cementos Argos ya cumplió con 87% del plan de recompra de sus acciones en Bolsa

El porcentaje restante del programa que adelanta la cementera se ejecutará antes del 31 de marzo

Bolsas 19/02/2024 La Superfinanciera ordenó suspender acción de Nutresa, tras confirmarse nueva OPA

Tras radicarse la solicitud de la autorización de la Oferta pública por Nutresa, se suspendieron las negociaciones del título en la BVC

Bancos 20/02/2024 La fintech Bold, con Endeavor y el Cesa, lanzará un programa gratuito para empresas

La fintech se unió junto con Endeavor y el Cesa para crear Impulso Emprendedor, un programa gratuito para microempresarios