.
FINANZAS PERSONALES Colombia-Centrismo
martes, 21 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Felipe Campos Salazar

Blindajes que nunca fueron
¡La tercera es la vencida! Esto es lo que deben estar pensando quienes de nuevo utilizan las palabras “Colombia” y “blindaje” en la misma frase. Hace dos años nos dijeron que aunque el dólar se estaba fortaleciendo a nivel mundial localmente no sucedería porque los flujos seguían llegando. El año pasado registramos récords en inversión extranjera y el dólar se valorizó 40% en seis meses. Hace un año, y una vez el dólar ya había cogido vuelo, nos convencieron de que la divisa no podía generar inflación. Esto pese a que los precios se desbordaban en el resto de economías con monedas tan devaluadas como la nuestra. Hace unos días la inflación colombiana registró sus niveles máximos en 4 años a 4,56%.

Así surge la última de estas teorías geocéntricas. Pese a que no tuvimos blindaje cambiario ni en precios, a principios de año se planteó que el PIB 2015 estaría entre 4,0% y 4,5%. Afortunadamente la tesis del blindaje en crecimiento duró aún menos. Ya para marzo las encuestas estiman  un PIB cercano a 3,5% y nuestro punto de vista en Alianza es que este proceso de bajar estimaciones va a continuar todo el año hasta ubicarse por debajo de 3% y cerca a 2% para 2016.

Un país divergente
Ahora bien, es cierto que el PIB colombiano ha estado separado los últimos años del resto de economías pares. Pero a sabiendas que esta es la única separación en décadas los analistas y miembros del gobierno tenemos dos opciones: 1. Nos felicitamos mutuamente por haber construido el primer país latinoamericano divergente o 2. Comprendemos que precisamente hace unos años el petróleo también se separó del resto de materias primas.

Es así como mientras países como Chile, Perú y Brasil han tenido que lidiar con una caída en materias primas en dos etapas (el primer 30% en 2011 y el otro 30% recientemente) que ha llevado sus crecimientos económicos a bordear el 0%. A Colombia le va a tocar lidiar con una sola caída de 60% en los últimos 6 meses.

No predecimos desaceleraciones
No es un secreto que los economistas no predecimos desaceleraciones ni recesiones. En la crisis de 2009, 49 países entraron en recesión y para abril de 2008 ningún economista de ningún país la estaba esperando. Estamos hablando de más de 5.000 economistas equivocados en el mundo (Loungani, 2014). En Colombia a principios de 2008 esperábamos un crecimiento 2009 cercano a 6%, nuestra economía terminó creciendo 1,6%.

Al final, a veces la rigidez en nuestra forma de pensar se refuerza con las limitaciones técnicas. Nuestros modelos replican la tendencia alcista vigente y no sabemos cómo medir los impactos en confianza. El discurso que el petróleo es solo 10% del PIB local se desvanece sabiendo que el cobre siendo solo 12% de las economías peruanas y chilenas ha sido suficiente para doblegar sus economías. Al final es mucho mejor reconocer hasta donde  llegan nuestras herramientas  y partir del supuesto que el sol “no sale” en las mañanas y que Colombia tarde que temprano siempre girará con el universo.