Deportes

Adiós al astro del fútbol mundial


Esta es la trayectoria de uno de los deportistas más grandes en la historia internacional

El astro argentino era un imán para inversionistas, aun como entrenador los sponsors doblaban sus inversiones con la llegada del 10

Lilian Mariño Espinosa/Carlos Rodríguez Salcedo - lmarino@larepublica.com.co

La historia de Diego Armando Maradona no solo es sinónimo de los negocios que se hicieron con su magia, sino también de un símbolo de lo que ha sido el fútbol mundial. El astro argentino, al que muchos se atrevieron a calificar como un dios, no sobrevivió ayer a un paro cardíaco a sus 60 años. Sin embargo, como sucede con todas las leyendas, y más las del deporte, su figura será recordada siempre.

Maradona fue una empresa exitosa, que sobrevive, incluso después de su muerte y a sus propios fracasos. Vistió las camisetas del Barcelona, Sevilla, Argentinos Juniors y Newell’s Old Boys. Su zurda dejó su huella en La Bombonera con la camiseta del Boca Juniors y cambió la historia del Napoli, en donde conquistó una copa de la Uefa y dos scudettos. Pero, sobre todo, su figura de 1,65 metros fue el símbolo del éxito y de la unión para Argentina. De éxito, porque con la albiceleste, el Pelusa escribió los capítulos más importantes de su carrera: fue campeón del mundo en 1986, en donde se inventó el mejor gol de la historia de un Mundial.

Pero también de unión, porque cuando todavía estaban abiertas las heridas de la Guerra de las Malvinas, no solo les marcó aquel gol que Víctor Hugo inmortalizó con su voz, sino que en ese mismo partido utilizó la mano de Dios para eliminar a los ingleses.

De ese tamaño era la altura del 10, porque la historia del Diego no solo es parte de la historia del fútbol, sino de generaciones enteras. Es un símbolo de la cultura popular y el protagonista de canciones, libros, películas, comerciales y hasta de una que otra campaña política.

Su fama y talento le dejaron una fortuna estimada en US$100 millones, lo que lo incluía en el ranking de las 50 personalidades argentinas más ricas del país. Acá, además de los pagos por contratos en el fútbol, se suman miles de dólares por campañas publicitarias y hasta regalos millonarios como un anillo de diamantes de US$350.000 del presidente del Dinamo Brest.

Su historia inició en 1981-82 cuando poco después de su debut con Argentinos a los 15 años, fue fichado por Boca Juniors con un contrato de US$4 millones. Allí, solo duró un año ya que su juego lo llevó al Barcelona, que lo compró por cerca de US$8 millones; una cifra récord para la época. Tras la expulsión del plantel catalán, el Napoli no dudó en ficharlo y se volvió a romper la tarifa de transferencia récord, con un pago de cerca de US$10,5 millones. En Italia, al Diego lo recibieron 75.000 espectadores y alcanzó uno de sus momentos cumbres con 115 goles en 259 encuentros. Al final, fue una leyenda viva con 679 partidos jugados y 345 goles en su carrera.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro DomínguezPresidente de la Conmebol

    “Dueño de un talento sin igual y de una carismática personalidad, Diegol nos regaló alegrías y emociones a todos los que amamos el fútbol. La pelota está de luto”.

  • Andrés LacouturePeriodista de Espn

    “Hablar de legado queda muy corto. Maradona fue tan importante y trascendente, no solo en el deporte, sino en todo. Fue el máximo exponente de lo que es el argentino en sí”.

El contrato del Napoli acordaba US$800.000 de prima, US$400.000 por jugar partidos amistosos y US$1 millón por publicidad. Este último punto fue fundamental en su carrera, ya que lo consideraban un imán para los inversionistas.

Como entrenador, debutó en Deportivo Mandiyú de Corrientes en 1994, con un contrato de US$1,6 millones, y en 1995 llegó a Racing, en donde dirigió 11 partidos. Pasaron años hasta cumplir su sueño de dirigir a la Selección, en donde gañó 18 partidos, lo que le da el título de ser el DT más efectivo de la albiceleste. Estas cifras y su fama le trajeron años más tarde el contrato con el Al-Wasl por cerca de US$34,5 millones. En su carrera como DT, también cobró más de US$20 millones como presidente honorario del Dinamo.

El cierre lo hizo en Gimnasia y Esgrima de La Plata, club que logró negocios por US$15 millones solo con el anuncio. Le Coq Sportif, por ejemplo, ofreció cuadruplicar el contrato de camisetas y otros patrocinadores duplicaron su inversión con el fichaje. El club además sumó en 3 días 3.000 asociados y vendió 1.000 camisetas con el 10 en 24 horas.

Me van a tener que disculpar, escribió Eduardo Sacheri, “no me jodan con que lo mida con la misma vara con la que se supone debo juzgar a los demás mortales”. Con Maradona, vive una leyenda a la que, usando sus propias palabras, solo se le puede decir: “gracias por haber jugado al fútbol”.