Industria

Las 10 lecturas para Semana Santa


La historia del aguardiente comenzó con productores de perfume

Usuarios sacan botellas de bebidas alcohólicas completas de las salas o grandes cantidades de las mismas

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Aunque cada vez nacen más aerolíneas de bajo costo, los pasajeros que quieren viajar con todas las comodidades en clase premium siguen siendo muy importantes dentro de los ingresos de las compañías aéreas a nivel internacional.

De acuerdo con un estudio de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata por sus siglas en inglés), los viajeros que se sientan en las cabinas de primera clase y clase ejecutiva representan solo 5,4% de todo el tráfico internacional, sin embargo, esos pasajeros generan 30% de los ingresos de las líneas aéreas.

Y aunque de acuerdo con The Wall Street Journal, la ganancia por cada uno de estos usuarios de las grandes aerolíneas norteamericanas puede ascender a US$17,75, cada vez son más los incidentes que se presentan en las salas VIP por el mal comportamiento de los pasajeros premium. Abuso en el retiro de alimentos y bebidas alcohólicas, principalmente; alicoramiento; uso de credenciales falsas o de un homónimo para ingresar al lounge; la negación a pagar los impuestos; daño de dispositivos tecnológicos, y hasta el robo de los mismos y otros utensilios necesarios para la operación de una flota como chalecos salvavidas son algunos de los pecados que cometen los pasajeros VIP a la hora de viajar.

LOS CONTRASTES

  • Gilberto SalcedoExpresidente de Atac

    “Hay una mala aproximación al pensar que el transporte aéreo es un servicio de lujo cuando ya no lo es; y por eso, ciertas personas creen que tienen derecho a más”.

Debido a este tipo de incidentes, muchas de las compañías de transporte aéreo que operan rutas en Colombia con clase premium señalan que los costos por cada uno de estos pasajeros es el más alto frente al resto de la región, pues deben realizar inversiones constantes para reemplazar los artículos robados, reparar los daños causados a los dispositivos y abastecer más las salas VIP de alimentos y bebidas.

“Hay una mala aproximación al pensar que el transporte aéreo es un servicio de lujo cuando ya no lo es, es un servicio democratizado. Para muchas personas sigue siendo aspiracional, y creen que tienen derecho a más de lo que están pagando. En realidad, lo que uno paga con el tiquete es el desplazamiento, muchas aerolíneas ofrecen beneficios adicionales, pero eso no significa que el pasajero tenga el derecho de comportarse como quiera”, dijo Gilberto Salcedo, expresidente de Atac.

  1. Retiro de alimentos y bebidas de los lounges
    Los alimentos de las salas VIP son para consumo exclusivo al interior de estas. Sin embargo, se han visto casos de pasajeros que sacan bebidas alcohólicas y alimentos. Por ejemplo, pasajeros que retiran de la sala más de 20 latas de cerveza y gaseosas con un valor de $53.000 y botellas de whisky y vino por un valor aproximado de $56.000 y $25.000.
  2. Usuarios abusan de bebidas alcohólicas
    Es muy frecuente que pasajeros se presenten al embarque con tragos de más. Muchos de ellos abusan de la oferta de licores que las aerolíneas ofrecen en sus salas VIP. Por eso, muchas de ellas han restringido el consumo de estas bebidas y dan una ficha a sus usuarios. Por ello, se han presentado comportamientos groseros con el personal en sala.

3 Robo de artículos de uso exclusivo en vuelo
Varias de las aerolíneas consultadas señalaron que este es uno de los casos más comunes. Algunas personas bajan del avión elementos como cobijas, almohadas o audífonos. que son de uso exclusivo durante el vuelo. E incluso, las compañías reportaron el robo de chalecos salvavidas, elemento necesario para la operación.

4 Daño de elementos internos del avión
Dañar los elementos internos del avión como las pantallas táctiles puede costarle a una aerolínea alrededor de US$23.000 mensuales. Algunos pasajeros utilizan de forma inadecuada los portaequipajes, forzándolos para tener más espacio y pueden dañar las chapas. Los daños mensuales pueden costar unos US$4.000 para reemplazar estos elementos.

5 Pasajeros que niegan el pago de impuestos
Algunos de los inconvenientes que se presentan entre los pasajeros premium tienen que ver con la negación a pagar impuestos, según ellos, porque el precio de su tiquete ya es alto. Incluso, en algunas ocasiones, las aerolíneas han reportado que el comportamiento de los reclamantes es muy agresivo con sus empleados.

6 Viajeros que salen tarde de las salas VIP
A pesar de los avisos que se hacen en los lounges, usuarios llegan a abordar sobre el tiempo y retrasan la salida del vuelo en tanto se hacen las validaciones de pasabordo. Pasajeros que llegan tarde, y pese a que el vuelo está cerrado, se pasan usando la fuerza a la entrada del avión. En ocasiones la nave debe ser des-abordada para evitar cualquier interferencia a la seguridad.

7 Uso de credenciales falsas o de homónimos
Constantemente se presentan a las salas VIP pasajeros que quieren entrar y disfrutar de sus beneficios sin pagar por ellos. Muchos de ellos se han ingeniado formas de ingresar sin ser detectados. Algunos pasajeros homónimos utilizan tarjetas de familiares con el mismo nombre o falsas para ingresar a las salas premium.