Industria

Inversión social, un gana-gana empresarial


Cada vez es más importante para las empresas hacer algo para devolverle algo a las comunidades.

Voluntarios deben ser mayores de edad.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

Estar dispuesto a dedicar tiempo, conocimientos y experiencia con el propósito de hacer de este un mundo mejor es la razón de los voluntariados.

Cada día es más común escuchar historias de personas que deciden ayudar a una buena causa, bien sea viajando a otros países para enseñarle a los niños a leer o escribir, cuidando elefantes en África o ayudando a personas de la tercera edad en asilos. Los hay de todo tipo.

Las empresas de ahora vienen en una búsqueda constante de ayudar al planeta por medio de los voluntariados y otras iniciativas a fin de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Las condiciones están dadas para aquellos que quieran embarcarse en estas iniciativas, quizás los voluntariados que más suenan son de Unicef o Aiesec, sin embargo hay muchos más. En el caso de las empresas colombianas, las personas pueden encontrar voluntariados para pintar casas, ayudar en la educación de niños que habitan en zonas vulnerables o llevar comida a los habitantes de calle, entre otros. La mayoría pide un único requisito: ser mayor de edad, además de contar con el entusiasmo de querer ayudar.

“Con este tipo de iniciativas buscamos mejorar el entorno de las comunidades donde estamos presentes y generar progreso en el país”, explicó Paola Ximena Hernández Silva, jefe de Responsabilidad Social Sodimac Colombia. Algunas empresas corren con la cuenta de los viáticos, otras ayudan con una porcentaje.