Hacienda

Elecciones en Estados Unidos 2020


Conozca todos los detalles de la contienda electoral entre Donald Trump y Joe Biden

Con Joe Biden como presidente de Estados Unidos se espera un mayor estímulo económico, así como menos tensión comercial

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

En medio de la tercera jornada de conteo de votos en Estados Unidos, cuando los resultados parciales indicaban que el candidato demócrata, Joe Biden, podría ser el próximo presidente de ese país, el dólar alcanzó un precio promedio de $3.763,84, lo que representó una caída de $43,29 frente a la tasa representativa del mercado (TRM), que se ubicó en $3.807,13.

La divisa abrió la jornada con un precio de $3.781, que también fue el precio máximo del día, y su cierre fue de $3.754. El precio mínimo que se registró en la plataforma Set-Fx fue de $3.752, mientras que el monto negociado durante la jornada fue de US$997,16 millones en 1.843 transacciones.

Alexander Londoño, analista de mercados de ActivTrades, explicó que “una posible elección de Biden como presidente de los Estados Unidos presiona al dólar a la baja, debido a que se espera un aumento del estímulo económico y el gasto público, lo cual inundaría aún más a la economía estadounidense de dinero fácil, devaluando al billete verde”.

Con los movimientos de los tres últimos días, se corrigió el repunte que tuvo la tasa de cambio la semana pasada, cuando la incertidumbre de los días previos a las elecciones en Estados Unidos llevó a que esta superara los $3.850.

Con el mercado asumiendo una victoria de Biden, el dólar no solo perdió terreno frente al peso colombiano, sino ante sus principales contrapartes y frente a la gran mayoría de divisas de mercados emergentes también.

LOS CONTRASTES

  • Edward MoyaAnalista senior de mercados de Oanda

    “Independientemente de quién gane, parece que el Congreso estará dividido y Wall Street no tiene que planificar aumentos de impuestos corporativos ni atención médica de pagador único”.

  • Wilson TovarGerente de Investigaciones de Acciones & Valores

    “Los precios de los commodities también se beneficiaron con la caída del dólar, lo que incrementa los ingresos de los países que los producen. Esto ayudaría a su recuperación económica”.

En el primer caso, el índice Bloomberg Dollar Spot, que tiene en cuenta el desempeño de 10 monedas líderes mundiales frente al dólar estadounidense, cayó a su nivel más bajo desde mayo de 2018.

“Por ahora, el dólar se negocia como un refugio seguro y la perspectiva de que obtengamos un resultado electoral claro antes de lo que algunos temían se refleja actualmente en un aumento del apetito por activos de riesgo y, por lo tanto, en un dólar más débil”, le expreso a Bloomberg Sonja Marten, estratega de divisas de DZ Bank AG.

Por el lado de los mercados emergentes y con base en el ránking Wcrs de Bloomberg, de las 24 divisas de este tipo de países que tiene en cuenta este indicador, 23 se apreciaron respecto al dólar durante la jornada del jueves.

El rublo ruso, el real brasileño y el forinto húngaro fueron las monedas de economías emergentes que ganaron mayor valor respecto al billete verde durante el día, con 3,26%, 2,16% y 2%, respectivamente.

En Latinoamérica, después del real de Brasil, las divisas que más se apreciaron respecto al dólar fueron el peso colombiano (1,34%), el peso mexicano (1,05%), el peso chileno (0,21%) y el sol peruano (0,15%).

Por el contrario, la única moneda emergente del ránking que cedió valor frente a la moneda estadounidense fue el peso argentino, que disminuyó 0,09%.

“El peso argentino que sigue registrando mínimos históricos frente al dólar y llega al 79,10”, indicó Londoño.

Wilson Tovar, gerente de investigaciones de Acciones & Valores, añadió que con la situación actual el dólar deja de ser un activo refugio, pues Biden posiblemente ganaría la presidencia, pero no tendría la mayoría en el Senado, lo que podría generar cierta dificultad para que se aprueben rápidamente todas sus propuestas.

“En campaña, Biden propuso un paquete para incrementar los impuestos a la empresas, pero como no se dio la llamada ‘blue wave’, es difícil que ese paquete se apruebe, así que no habría una fuerte salida de capitales de Estados Unidos”, dijo.

El analista añadió que este escenario junto con los estímulos económicos y la disminución en las tensiones comerciales, pues vale la pena recordar que Donald Trump había tenido diferencias en este tema con China y Europa, augurarían una perspectiva positiva tanto para la recuperación económica de Estados Unidos como para el mundo.

En este sentido, la percepción de riesgo también es menor y por ello los inversionistas también deciden adquirir activos en mercados de mayor riesgo.

La caída del dólar también tuvo un efecto en los precios del oro, que el jueves tocaron un máximo de mes y medio. El oro al contado subió 2,3% a US$1.947,17 la onza, después de alcanzar su nivel más alto desde el 21 de septiembre (US$1.952,41). Los futuros del oro cerraron con un alza de 2,7% a US$1.946,80.

Por el lado de los precios del petróleo, después de haber subido más de 3% el miércoles, ayer, a las 3:30 de la tarde, el barril de WTI perdió 1,53% (US$0,60), mientras que el de brent disminuyó 1,24% (US$40,72).

A esa hora, el barril de WTI se negoció a US$38,55, mientras que el barril de la referencia que se utiliza en Colombia se cotizó en US$40,72.

Edward Moya, analista de mercado senior de Oanda, resaltó que el panorama de deterioro para la demanda de crudo por la pandemia está impidiendo que los precios sigan el repunte que han tenido otros commodities después de las elecciones en Estados Unidos.

“La perspectiva de la demanda podría verse afectada si los expertos en salud tienen razón frente a que el brote de coronavirus en los Estados Unidos se agravará tanto que se producirán cerca de 1.000 muertes por covid-19 al día durante un período de tiempo prolongado”, resaltó.

El analista también indicó que los comercializadores de energía están tratando de averiguar qué tan pronto y cuánto petróleo adicional saldrá de Irán si una administración de Biden se une al acuerdo nuclear iraní de 2015, pues un millón de barriles por día podrían salir libremente de Irán a fines del próximo año o principios de 2022.

“Sin una ‘ola azul’, Biden tendrá dificultades para impulsar sus iniciativas de energía limpia, probablemente recurriendo a acciones ejecutivas para impulsar sus objetivos ambientales. La producción en Estados Unidos no caerá significativamente con Biden a la cabeza”, dijo.

La Reserva Federal no modifica su política monetaria
La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo sin cambios su política monetaria laxa y se comprometió nuevamente a hacer todo lo posible en los próximos meses para sostener una recuperación económica de Estados Unidos. El presidente de la Fed, Jerome Powell, no se refirió a las elecciones en el comunicado de política monetaria publicado tras la más reciente reunión de dos días. El banco central resaltó que por ahora continuará comprando al menos US$120.000 millones mensuales en bonos del Gobierno.