Hacienda

Biden, el presidente N° 46 de EE.UU.


Así es la agenda económica que plantea el demócrata para los próximos cuatro años

El candidato presidencial republicano de 2012 destacó los escaños recogidos por su partido en la Cámara de Representantes

Reuters

El senador Mitt Romney dijo que las ganancias republicanas en las elecciones de la semana pasada fueron un respaldo a los principios conservadores, mientras que perder la Casa Blanca fue "un referéndum sobre una persona".

En "Meet the Press" de NBC, Romney dijo que era legítimo que el presidente Donald Trump persiga cualquier irregularidad en la votación del 3 de noviembre. “Pero si, como se esperaba, esas cosas no cambian el resultado, entonces, él aceptará lo inevitable”, agregó Romney.

“Estoy más preocupado por el lenguaje que se usa” para describir esos desafíos, ya que los autoritarios de todo el mundo pueden aprovechar la retórica incendiaria, dijo.

“Es importante no usar un lenguaje que pueda alentar un curso de la historia que es muy, muy desafortunado”, dijo Romney.

El candidato presidencial republicano de 2012 destacó los escaños recogidos por su partido en la Cámara de Representantes y en las elecciones estatales, además de mantener su mayoría en el Senado a la espera de dos elecciones de desempate en Georgia programadas para enero.

“La carrera presidencial fue más un referéndum sobre una persona, y cuando se trata de políticas lo hicimos bastante bien”, dijo Romney. “No creo que el pueblo estadounidense quiera suscribirse al Green New Deal. No creo que quieran registrarse para deshacerse del carbón, el petróleo o el gas ".

Desde su elección al Senado, Romney ha sido uno de los pocos republicanos de alto rango dispuestos a enfrentarse públicamente a Trump. También fue el único republicano en el Senado de Estados Unidos que apoyó el juicio político de Trump a principios de este año.

En un Estados Unidos hiperpartidista que ha dejado al exgobernador de Massachusetts en un lugar políticamente solitario bajo Trump. Pero, con Biden en la Casa Blanca y una mayoría potencialmente frágil en el Senado, Romney puede encontrar una nueva relevancia.

El sábado, Romney y su esposa Ann fueron los primeros republicanos prominentes en felicitar a Biden y a su compañera de fórmula Kamala Harris por su victoria.

"Los conocemos a ambos como personas de buena voluntad y carácter admirable", dijo en un comunicado. “Oramos para que Dios los bendiga en los días y años venideros”.