Hacienda

Biden, el presidente N° 46 de EE.UU.


Así es la agenda económica que plantea el demócrata para los próximos cuatro años

Bancas de inversión y fondos analizan el impacto que tendría un congreso dividido de cara a la aprobación del nuevo paquete fiscal de Estados Unidos

Diario Financiero - Santiago

Han pasado días desde que la mayoría de los estados comenzaron a contar los sufragios, y todavía se está peleando voto a voto para definir la conformación del Congreso estadounidense.

Para el director de Inversiones de Julius Baer, Yves Bonzon, lo que está ocurriendo “es claramente el peor escenario para los mercados”, o sea un resultado muy ajustado, sujeto a impugnación, procesos judiciales, recuentos de votos múltiples e incluso disturbios en diferentes zonas del país. “Los activos de riesgo claramente no reaccionarán bien”, advierte.

El economista aventuró una predicción en un informe enviado a clientes. “Permítanme especificar que es un sentimiento, nada científico”, dijo, pero planteó que “creo que el presidente saliente será reelegido”. En el caso de que su proyección se cumpla, explica que las políticas implementadas en los últimos años continuarían, lo que favorecería al dólar.

El economista jefe del mismo banco, David Kohl, planteó que una administración de Biden “tiene el potencial de influir más en la perspectiva del dólar a más largo plazo, al tiempo que aumenta las probabilidades de una recuperación más rápida”.

Pero, mirando más allá de la incertidumbre a corto plazo, el experto indica que “un gobierno dividido, brindará un apoyo moderado a la economía y esperamos que el dólar se debilite”.

LOS CONTRASTES

  • Mark HaefeleDirector de Inversiones de UBS AG

    “Un potencial Congreso dividido el próximo año podría limitar el tamaño de cualquier nuevo estímulo fiscal. El estado de incertidumbre podría mantenerse por semanas”.

En una línea similar, el director de Inversiones de UBS AG, Mark Haefele, planteó que un potencial Congreso dividido el próximo año “podría limitar el tamaño de cualquier nuevo estímulo fiscal”, y señaló que el estado de incertidumbre podría mantenerse por semanas, ya que ambos candidatos han indicado planes para impugnar papeletas.

Restándole peso al resultado, Haefele señaló que “la recuperación de la pandemia seguirá siendo el principal impulsor del mercado de valores en los próximos meses independientemente de las elecciones”.

Desde BlackRock, el director de Estrategia de Inversiones para América Latina, Axel Christensen, planteó que “vemos las diferencias de política fiscal como un área clave en relación con el resultado electoral, sobre todo por ser crítico para evitar daños económicos permanentes por el impacto del covid”.

En esta línea, señaló que la victoria de Biden con un Congreso dividido “limitaría la capacidad de los demócratas para implementar un estímulo fiscal a gran escala”.

Para Capital Economics, el foco también está puesto en cómo el Congreso impacte el uso de las finanzas públicas. “Si los republicanos retienen el Senado, las probabilidades de que se produzca otro paquete fiscal significativo aprobado sería menor con Biden”, dice Andrew Hunter.

El curso de la elección

Si bien Trump ya sugirió que llevaría la elección a la Corte Suprema, la consultora británica advierte que “la clave para mirar será si los republicanos convencionales apoyan sus desafíos”.

En ese sentido, el experto de Capital Economics calificó como “notable” que el vicepresidente Mike Pence no haya repetido las afirmaciones previas de victoria del presidente Trump, y tampoco sus dichos para desconocer los resultados de los comicios.