El gerente general de Surtigas, Santiago Mejía, aseguró que desde la compañía se sienten optimistas con respecto a los meses restantes de 2020 y el próximo año

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Las ayudas financieras por parte de empresas de servicios públicos se han entregado en diferentes regiones del país. En Bolívar, Sucre y Córdoba, área de influencia de Surtigas, esta empresa otorgó durante la pandemia más de 1,2 millones de alivios a sus usuarios, representados en mayores plazos en la facturación por aproximadamente $60.300 millones, así como descuentos superiores a $2.760 millones a aquellos usuarios de estratos 1 y 2 que pagaron oportunamente sus obligaciones.

El gerente general de Surtigas, Santiago Mejía, aseguró que desde la compañía se sienten optimistas con respecto a los meses restantes de 2020 y el próximo año, periodo en el que seguirán prestando el servicio “de manera continua y segura” y en el que tienen como objetivo lograr 25.000 conexiones a nuevos usuarios.

¿Cuáles fueron esos apoyos financieros que entregaron durante la pandemia?

Hemos querido estar cerca a la comunidad en estos momentos de pandemia, garantizándoles la prestación continua del servicio de manera segura y con muy buena calidad. Durante estos meses de emergencia sanitaria, lo primero que realizamos como Surtigas, desde nuestra matriz Promigas, fue la entrega de $4.000 millones en ayudas humanitarias y otros $3.000 millones para elementos de protección personal para el personal médico en seis hospitales de la región.

¿Cuántos alivios financieros entregaron?

Siguiendo las directrices del Gobierno Nacional, entregamos más de 1,2 millones de alivios financieros de diferimiento en la facturación de los servicios de estratos 1,2,3 y 4. Para los usuarios que pagaron a tiempo sus facturas también se les otorgó el descuento financiero por pago oportuno, lo que representó unos $2.700 millones. De esta forma, Surtigas ha venido apoyando a la comunidad, haciendo énfasis en que nuestras prioridades han sido el cuidado de nuestro personal, de nuestros usuarios, y de mantener la prestación continua del servicio.

¿Cuánto representó para Surtigas diferir las facturas de los usuarios?

Hicimos un esfuerzo financiero importante, pues en los meses de abril, mayo y junio diferimos cerca de $60.000 millones de facturación de estratos del 1 al 4. A partir de agosto se ha venido normalizando toda la operación, pues los usuarios con el pasar del tiempo ya han ido cumpliendo con la facturación. Hemos tratado de sensibilizar mucho a la comunidad para que entiendan que el servicio público de gas natural requiere del pago puntual de sus obligaciones.

¿Cuál ha sido el comportamiento de pago?

En este último mes el comportamiento de pago ha sido muy positivo. En la medida en que pasan los meses va mejorando la respuesta de los usuarios. Nuestras expectativas son buenas, después de haber hecho un esfuerzo económico tan importante, y la comunidad está respondiendo también de manera solidaria. Eso nos hace saber que estamos haciendo la labor de manera adecuada y la comunidad así lo está percibiendo.

¿Qué expectativas tienen para 2021?

Nosotros somos optimistas. Estamos empezando nuevamente a fortalecer nuestro programa de financiación no bancaria con Brilla, con el que pueden adquirir productos del hogar. Acabamos de incrementar el cupo a $6 millones para aquellos usuarios que han hecho el pago puntual de su factura y así aportar a la reactivación económica de esta región del país. Esa financiación ha tenido una respuesta muy positiva en estratos 1 y 2.

¿Qué proyectos nuevos tiene en mente Surtigas?

Para el próximo año tenemos planeado entrar en producción de dos proyectos que se están adelantando con páneles fotovoltáicos en este momento: la granja solar Canal del Dique, que va a tener una potencia superior a cinco megas, y el Centro Comercial Caribe Plaza, el más grande de Cartagena, con una mega. Seguimos adelante también con proyectos renovables y soluciones a partir de gas natural.