El Ministro de Trabajo afirmó que la pandemia aceleró la promoción de las normas para facilitar el trabajo remoto en las empresas

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Durante el quinto encuentro empresarial de la Andi, se llevó a cabo el panel del 'Panorama internacional del trabajo para la creación y la formalización de empleo', en la que participó el Ministro de Trabajo, Angel Custodio Cabrera afirmando que la apuesta del gobierno para la reactivación será centrarse "en las personas afectadas por el virus", así como en la modernización y flexibilidad de las condiciones para el teletrabajo.

Para ello, están trabajando de la mano con el Congreso para "modificar las normas de teletrabajo, llegar a un acuerdo sobre los elementos que se necesitan, las condiciones de salud y demás".

Por su parte, Bettina Schaller Bossert, directora Group Public Affairs de Adecco Group AG, afirmó que según una encuesta realizada a 10.000 trabajadores en 8 países, encontraron que hay una tendencia hacia el trabajo híbrido, "que será una mezcla de presencial y remoto, flexibilidad y entendimiento de cómo debe ser organizado el trabajo".

Asimismo, resaltó que las horas laborales están siendo desplazadas por la efectividad del trabajo y la consecución de resultados. El liderazgo también está siendo impactado, pues se está reinventando, dándole importancia no solo a las habilidades digitales y al conocimiento, sino al desarrollo de habilidades blandas o sociales.

Otro de los puntos resaltados por Schaller Bossert, fue el cambio en el rol de las empresas, que "será más importante, pues los empleados confían que las empresas estén ahí aportando seguridad".

Renata Hornung Draus, directora general BDA y directora de asuntos Europeos e internacionales BIAC, resaltó la importancia de garantizar la supervivencia de las empresas, pues sin esto continuará la precarización del empleo para los jóvenes y las mujeres, que han sido los más afectados por la pandemia.

En el panel también participó el Alberto Echavarria, vicepresidente de asuntos jurídicos de la Andi, quien afirmó que "los 4,2 millones de personas que han perdido sus puestos de trabajo, nos indica que debemos simplificar las normas del teletrabajo".

Asimismo, que para prevenir una precarización del empleo se debería abrir un gran centro de llamadas, controlado por el Estado con el fin de que las personas puedan informar sobre la contratación de personas por medio de una relación por horas, esto con el fin de "reducir la informalidad, apoyados en la aplicación del sistema de información moderno y de una reducción de costos".

Frente al teletrabajo, Ali Karami-Ruiz, director senior relacionamiento estratégico y comunicaciones del Comité Asesor de Nego e Industria del Biac, afirmó que "no todas las empresas podrán teletrabajar, pues muchas pymes necesitan de la interacción con los usuarios en su día a día, por lo que tenemos que hacer un esfuerzo grande por mirar qué hacer con ellos".

Además, dijo que hay que buscar un acuerdo entre los empleados y los empleadores, mediado por el gobierno, sin cargar a las empresas, esto con el fin de cuidar los empleos; así como un constante uso de los elementos de bioseguridad, para cuidar a los empleados, mientras se reactiva la economía.