Cuentan con frenos de aire y una capacidad de 40 pasajeros. El motor tiene una garantía de un millón de kilómetros y las baterías de ocho años

Rafael González

Cuatro buses 100% eléctricos de Masivo de Occidente (MDO) iniciaron operación comercial este 15 de julio por las calles de Medellín. Los vehículos hacen parte de una estrategia de esta empresa transportadora privada que tiene como objetivo en los próximos meses integrar 12 de estos buses a su flota y se sumarán a los 108 vehículos a gas que opera la compañía.

Este se convierte en un hecho único en Colombia, porque desde el sector privado se empieza a hacer una contribución a la calidad del aire con vehículos de transporte público masivo con cero emisiones de contaminantes.

“Este proyecto de buses eléctricos, que empezó hace tres años, es parte de nuestra estrategia de innovación. Fue trazado y ejecutado por personal de la compañía desde el diseño de los buses, la construcción de infraestructura de su planta, el acompañamiento con el fabricante chino Zhong Thong Bus y la operación comercial de los vehículos”, dijo Fernando Montoya, gerente de MDO.

Estos cuatro buses eléctricos entran a operar en los 14 servicios de las ocho rutas del suroccidente de Medellín en barrios de las comunas de Laureles, Belén y del corregimiento de Altavista. La inversión total del proyecto de los 12 buses eléctricos asciende a $9.000 millones ($7.000 millones en equipos y $2.000 de las baterías). Los vehículos tienen una carrocería monoplaza de ocho metros y cinco baterías de 35 kilovatios.

Los vehículos son automáticos, pesan 7,5 toneladas y las baterías, 1,5 toneladas. Cuentan con frenos de aire y una capacidad de 40 pasajeros. El motor tiene una garantía de un millón de kilómetros y las baterías, de ocho años. En cuanto a condiciones de seguridad, los buses no arrancan con las puertas abiertas.