.
EMPRESAS Las llantas desechadas pueden ser materia prima para elaborar baterías
jueves, 22 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Cada vez hay mayores usos para las llantas que ya culminaron su vida útil, un problema que no solo llama la atención actualmente en Colombia, sino también en el mundo entero pues este caucho tarda hasta 500 años en descomponerse.

Esta semana, el Centro de Experimentación, Investigación y Seguridad Vial (Cesvi) destacó un proyecto que surgió del gobierno de Estados Unidos y que pretende ampliar el número de alternativas de reuso de las llantas que ya no pueden ser instaladas en los vehículos.

Es decir, a la lista de opciones de hacer bolsos o carteras, elaborar materas, adornar los parques infantiles, montar estructuras para formar corales marinos, acordonar pistas de carrera o incluirse como parte de la capa asfáltica en las vías, se sumó una nueva función.

Lo que descubrieron en Estados Unidos, específicamente un grupo de investigadores del departamento de Energía del Laboratorio Oak Ridge National, fue que hay un componente en las llantas desechadas que sirve como material en la elaboración de los ánodos para baterías recargables de litio, las cuales son usadas en los vehículos eléctricos.

“Los ánodos son electrodos de carga negativa que se utilizan en toda clase de baterías”, indicó Cesvi mediante un comunicado.

Parans Paranthaman y Amit Naskar, directores de este proyecto que ya fue destacado por el portal científico The Journal RSC, explicaron que hallaron un procedimiento mediante el cual pueden modificar las características de la microestructura del negro de carbono presente en la llanta para fabricar ánodos.

Según indicaron los científicos, este proceso permite recuperar carbón pirolítico, un elemento similar al grafito y cuando este material, desarrollado en el laboratorio, se utiliza para fabricar ánodos, se logra un mejor desempeño en comparación con sus pares fabricados con grafito.

Los resultados de este descubrimiento permitieron la creación de una batería a pequeña escala de laboratorio con una capacidad reversible, que según informó Cesvi, fue superior a lo que es posible con materiales de grafito comerciales.

Los componentes van más allá del caucho
Cuando se habla de qué tan biodegradable resulta una llanta, las personas creen que el caucho es lo único que tarda en desaparecer. Esta percepción es errónea, pues las llantas son producto de una serie de componentes en los que el caucho es apenas uno de ellos. Una llanta radial, por ejemplo, posee cerca de 200 elementos que incluyen textiles, aceros, agentes vulcanizantes y hasta negro de humo. Este último, se obtiene por la combustión incompleta de gases naturales y sirve para entregar mayor resistencia a la abrasión y la tensión, dos cualidades que garantizan mayor durabilidad.

MÁS DE EMPRESAS

Transporte 23/07/2021 Los drones autónomos con capacidad de carga llegan al país con el lanzamiento de Orkid

La alianza de la plataforma y otras cinco entidades permitirá entregar paquetes, alimentos y medicinas hasta 10 veces más rápido

Contenido patrocinado 26/07/2021 Sostenibilidad y eficiencia, sello de Terranum en desarrollo de proyectos inmobiliarios

En la industria inmobiliaria empresas están apostando a la generación de proyectos de infraestructura con menor huella ambiental

Industria 23/07/2021 “Con confianza y crecimiento generamos las condiciones para crear la prosperidad”

Según Procolombia, en 2020 US$5.894 millones en inversión no minero-energética ingresaron al país. Se prevé que este comportamiento se mantenga este año

MÁS EMPRESAS