La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

Para dar una alegoría del tamaño y respaldo de las firmas que fueron seleccionadas para participar en la licitación de las Autopistas de la Prosperidad, el vocero de uno de los proponentes consideró que aquí están verdaderos "monstruos de la construcción" en el mundo.

Esos gigantes quedaron agrupados en 50 consorcios de los que hacen parte 33 firmas extranjeras y 27 colombianas, según reporta el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade.

El tamaño, la trayectoria y solvencia de las firmas que integran las uniones temporales, alentó al abogadoJuan Pablo Estrada, de Constructora Andrade Gutiérrez, de Brasil, a sostener que "aquí está lo mejor" de la ingeniería nacional e internacional, asociados en muchos casos.

Pone como ejemplo que su cliente, Andrade Gutiérrez, puede ser la segunda constructora de América Latina, que en este caso se agrupó con Pavimentos Colombia. Pero Luis Fernando Andrade, a quien le parece algo pesado lo de "monstruos", coincide en que son "las mejores empresas del mundo", con capital y conocimiento. Y al observar que hay gran participación de las colombianas, sostuvo que da tranquilidad porque los consorcios que calificaron tienen las condiciones financieras y técnicas para llevar a cabo este megaproyecto, reconocido como uno de los más ambiciosos del momento.

Con trayectoria visible

Entre las seleccionadas, recordó Federico Restrepo Posada, gerente del megaproyecto, fuera de las colombianas, hay constructoras de España, Italia, Australia, Portugal, Francia, México, Brasil, Ecuador, Chile y China, entre otros países, la mayoría en uniones temporales.

¿Pero qué tienen para mostrar algunas de las firmas proponentes? Un consultor conocedor del proyecto, comentó a este diario que hay firmas como la española Sacyr, que tiene 34 concesiones distribuidas en 6 países: más de 1.800 km de obra en concesiones viales, con presencia en España, Portugal, Irlanda, Italia, Chile y Costa Rica.

Otra es Sinohydro, de China, en asocio con Coninsa Ramón H., que acredita experiencia reciente como una planta de 380 megavatios de capacidad en Malasia. Ni qué decir de Vinci Concessions SAS de Francia (asociada con Conconcreto), que construyó el tren de alta velocidad en el sur de Europa, conocido como el SEA (Sur Europa-Atlántico). También tiene 11 aeropuertos concesionados en Europa.

Del grupo hace parte OHL Concesiones Colombia, de España, con concesiones en Argentina, España, México y Perú, para 851 km en 11 autopistas. Otra firma es IL&FS Transportation Network Ltda, de la India, que participa en proyectos de infraestructura, energía eléctrica, biocombustible, puertos y aeropuertos.

Por eso el director ejecutivo de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), José Fernando Villegas Hortal, coincide en que están grandes jugadores mundiales. Y de las colombianas subraya algunas como Conconcreto, que hizo el Puente de la 4 Sur, el puente Yondó-Barranca y hoy está en Hidroituango.

El grupo de los Solarte, dueño de varias concesiones y constructor de malla vial del Cauca y del Valle. El grupo Odinsa, concesionario de El Dorado, del tramo Santa Marta-Paraguachón, en operación y Autopistas del Café.

Allí están Construcciones El Cóndor, socio de Ruta de las Américas; Latinco, con experiencia en Girardot-Ibagué, un tramo en construcción y otro en operación; AIA, que participa en las obras civiles de Bogotá-Villavicencio y está en la concesión del aeropuerto de San Andrés.

Si bien el proceso fue tranquilo, Villegas Hortal advierte que no quiere decir que así seguirá porque en el momento de cierre los proponentes sacarán todos los argumentos para ganar licitación. Un acierto que valora es la contratación de la consultora Konfirma (apoyada por Kroll) para hacer la evaluación y calificación de las propuestas.